Pareja

Viajar con tu pareja y no morir en el intento

  • Las vacaciones de verano se convierten en el detonante para romper la pareja en vez de reforzar la relación.
  • La convivencia 24 horas puede poner de manifiesto conflictos y problemas de comunicación que quedan disimulados con la rutina diaria.
  • Un terapeuta puede ayudar a identificar los problemas en una pareja, y explicar cómo manejar los sentimientos y, la toma de decisiones.
  • Nuestro país cuenta con 4,2 psicólogos (en centros públicos sanitarios) por cada 100.000 habitantes. La media europea es de 18.

¡Vacaciones! Por fin están aquí y traen consigo ganas de relajarse, salir y viajar. La mejor opción para ello es hacerlo con tu pareja… ¿o no? Puede que los problemas entre vosotros surjan cuando menos te lo esperes, problemas que en el día a día os habían pasado desapercibidos.

En muchas ocasiones los viajes actúan como detonante para romper la pareja en vez de reforzar la relación. La convivencia intensiva, tensiones añadidas, y el no compartir opiniones pueden ser los disparadores de conflictos de una relación que parecía perfecta hasta que cogisteis el avión. Sin embargo, no olvides que existe la posibilidad de volver con una sonrisa y con la sensación de felicidad compartida.

La convivencia cotidiana se vuelve intensiva durante estos días, diariamente el trabajo nos deja poco tiempo para compartir. Sin embargo, pasar juntos 24 horas puede poner de manifiesto conflictos y problemas de comunicación que quedan disimulados con la rutina diaria. Si a eso le sumamos que hay mucho más tiempo disponible para emplearlo en discutir, los riesgos de que el viaje acabe con la relación se multiplican.

Si llegáis a este extremo, antes de optar por la ruptura puedes recurrir a recibir ayuda de alguien imparcial. Un terapeuta puede ayudaros a detectar qué está sucediendo entre vosotros, explicar cómo manejar mejor los sentimientos que se han despertado y, por supuesto, tomar una decisión que no sea precipitada ni demasiado drástica.

En ifeelonline.com tienes a tu disposición un amplio rango de psicólogos expertos que podrán ayudarte estés donde estés, sin que tengas que desplazarte ni pedir cita. Sus expertos nos dan estos consejos para hacer frente a los posibles problemas que puedan surgir en las próximas semanas:

– Sé realista, no pienses que las vacaciones van a salvar una relación que ya está deteriorada. Tampoco esperes unas vacaciones ideales, todos los viajes tienen sus incomodidades, llevarlos a cabo requiere dialogar y negociar. Siempre existe la posibilidad de que algo falle y no hay que enzarzarse por ello en una batalla de reproches.

– Si 24 horas juntos son demasiadas, busca un momento para estar a solas. No estar pegados todo el rato no significa que os queráis menos. Piensa que, si hacéis cosas por separado, luego tendréis más cosas que contaros y os reencontraréis con más ganas.

– Organizad juntos lo que vais a hacer, que las actividades os apetezcan a los dos es un punto importante para no llegar a una discusión innecesaria. En caso de hacer lo que uno de los dos quiere, habrá que ceder en otro momento para lo que quiere el otro. No es ni más ni menos que lo que ya deberíais hacer en vuestra vida cotidiana. Equilibrar las decisiones y las actividades que hacéis es clave.

– Sé flexible, ten detalles con tu pareja, dale una sorpresa o piensa algún plan especial durante el viaje. Ábrete también a la posibilidad de que tu pareja haga lo mismo y recordad que si estáis compartiendo vuestras vacaciones es para cuidaros mutuamente.

– Aprovechad para hablar y compartir cosas que no se comparten a diario, poniendo sentido del humor en todo momento, disfrutando de las anécdotas al compartirlas. Id con calma, seguramente no os espera nada ni nadie más que lo que queráis hacer. Saboread el momento.

– No os olvidéis de reíros juntos. Si algo sale mal, tomadlo con humor, si algo se tuerce un poco, no dramaticéis. Sacar la parte cómica siempre será más agradable que discutir.

– Recuerda que la prudencia es una virtud y que a veces hay momentos en que es mejor callarse. Si la cosa no es realmente grave y si el berrinche no te va a compensar, ¿realmente va a aportar algo un comentario que puede hacer daño a tu pareja?

– Sed un equipo, sois una pareja porque queréis y una pareja es un equipo con una meta. La vuestra ahora es vuestro viaje de vacaciones y saldrá mejor si los dos participáis y os implicáis en ello.

– Si después de todo esto vuelves del viaje con una sensación desagradable o dándole vueltas en la cabeza a la posibilidad de romper, no dudes en pedir ayuda.

Compartir