Un TUDOR para cada estilo de hombre

Relojes que conquistarán en San Valentín

Submarinistas, motorbikers, alpinistas, los hombres más aventureros tienen en TUDOR el modelo perfecto para acompañarles en sus desafíos. El espíritu aventurero e intrépido de la firma, a lo largo de los años, destaca con la creación de los modelos North Flag y Pelagos, y la presentación del nuevo Fastrider Black Shield y la última versión del emblemático reloj Black Bay, ahora disponible en negro. Una selección de modelos de la marca que resultarán perfectos para regalar en un día tan especial.

Pelagos, un modelo creado para los que practican submarinismo.

NombrTUDOR PELAGOSado el “Mejor reloj deportivo”, en el Gran Premio de Relojería de Ginebra 2015, TUDOR Pelagos, es uno de los relojes de buceo más completos del mercado. Un magnífico ejemplo de reloj-herramienta y símbolo de un estilo de vida lleno de aventuras acuáticas.

La historia de los relojes de buceo TUDOR está íntimamente ligada a su uso entre los profesionales del submarinismo, concretamente en algunas de las marinas más importantes del mundo. Los productos sumergibles de la marca son auténticas herramientas que han ido adaptándose a las necesidades de estos profesionales.

Su caja de titanio, el bisel de cerámica, su cierre autoajustable patentado por la marca, y su movimiento MT5612, que ha sido el primero desarrollado por la marca, son solo algunos de los elementos técnicos que hacen de Pelagos un producto sobresaliente.

Heritage Black Bay,  la nueva versión del emblemático reloj de submarinismo de TUDOR.

TUDOR HERITAGE

Presentado por primera vez en 2012 y uno de los ganadores del Grand Prix d’Horlogerie de Genève un año después, está disponible ahora en tres versiones –burdeos, azul y negro–, y rinde homenaje a más de 60 años de relojes de submarinismo con destinos extraordinarios.

El modelo toma sus líneas generales y su cristal abombado del primer reloj de submarinismo de la marca, el TUDOR Submariner, de 1954. Su característica esfera abombada, también se inspira en ese modelo. Su imponente corona hace referencia a un modelo surgido en 1958 y bautizado como «Big Crown» por los coleccionistas. Sus agujas, con una característica forma angulosa, fueron utilizadas por TUDOR desde 1969 hasta principios de la década de los 80.

Estas múltiples referencias a la herencia de la marca, unidas a elementos de diseño contemporáneo hacen del TUDOR Heritage Black Bay, un reloj con una fuerte identidad que encarna el proceso de reconstrucción de la marca.

North Flag, diseñado para aquellos que se aventuran a recorrer los lugares más gélidos del planeta. 

TUDOR NORTH FLAG

Diseñado para hacer frente a destinos con temperaturas extremas, el modelo North Flag, es un instrumento “científico” con un contenido técnico sin precedentes: el primer movimiento de manufactura TUDOR junto al modelo Pelagos.

A principios de los años cincuenta, los miembros de la Expedición Británica del Norte de Groenlandia, realizaron una serie de experimentos en las condiciones más adversas que puedan existir en la Tierra. El reloj que llevaban era el TUDOR Oyster Prince. En este contexto, sus relojes fueron cruciales para la supervivencia debido a su fiabilidad.

Cuenta con una reserva de marcha de aproximadamente unas 70 horas y un bisel con acabados satinados. La cerámica mate, visible en el lateral, y el acero satinado de la parte superior, se fusionan para expresar el efecto técnico general de este modelo. Por último, el fondo de la caja se abre sobre el movimiento, visible a través de un cristal de zafiro, un detalle inédito en TUDOR que revela su nitidez bajo la luz del cristal.

Fastrider Black Shield, la línea técnica y deportiva de TUDOR, dedicada al mundo de las dos ruedas.

TUDOR FASTRIDER BLACK SHIELD

El modelo Tudor Fastrider Black Shield, es el reloj perfecto para el hombre aventurero, amante de la velocidad y marcado por el deseo de vivir experiencias al aire libre. Un hombre que no tiene miedo a correr determinados riesgos.

Este cronógrafo, inspirado en el espíritu inconformista de la famosa Ducati XDiavel, es el compañero de viaje perfecto, ya que combina la excelencia técnica, con un estilo joven, espontáneo y excitante.

A su gran versatilidad, que permite ir de la carretera a la oficina, se suma el contraste entre negro y blanco, que proporciona una legibilidad excelente. Su esfera, en negro mate, contrasta con los diferentes elementos blancos que se encuentran en ella: sus índices, su pequeño segundero, el material luminiscente y sus contadores totalizadores y segundero de cronógrafo, permiten a este reloj realizar lecturas en un solo vistazo, ideales cuando nos encontramos ante los mandos de una moto potente.

Compartir