mobilee

Un ingrediente para mejorar la fuerza de la rodilla

El consumo regular de lácteos enriquecidos con Mobilee mejora la fuerza muscular de la rodilla, sobre todo en hombres mayores de 50 años con molestias articulares. Así lo afirma un nuevo estudio, realizado por Bioibérica en colaboración con el Centro Tecnológico de Nutrición y Salud de la Universidad Rovira i Virgili, de Reus (Tarragona, España), que se acaba de publicar en la versión online de la revista Food & Function.

El estudio de intervención nutricional (aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo) contó con la participación de 80 voluntarios con dolor moderado en las rodillas, un síntoma de artrosis incipiente. Estos fueron divididos en dos grupos: el primero tomó un yogurt desnatado diario suplementado con 80 mg de Mobilee y el segundo tomó el yogurt sin ningún otro ingrediente añadido. Mediante un aparato de dinamometría isocinética se evaluó de forma objetiva el trabajo muscular y se observó que, después de tres meses de consumo, el grupo que tomó Mobilee mejoró el trabajo, la potencia y la fuerza máxima muscular de la rodilla afectada. Estos resultados confirman los obtenidos en otros seis estudios pre clínicos, tres estudios clínicos y un meta-análisis realizados por Bioibérica desde 2010. “En todos los estudios que hemos realizado hemos visto que Mobilee mejora la función mecánica y muscular de la articulación y disminuye el dolor en personas con molestias en las rodillas”, afirma Daniel Martínez, director de I+D de Salud Humana de Bioibérica.

Mobilee es un ingrediente funcional patentado, rico en ácido hialurónico, polisacáridos y colágeno, aprobado como Novel Food por la Comisión Europea y con el estatus GRAS (Generally Recognized as Safe) en Estados Unidos. Se trata del primer ingrediente saludable que mejora la movilidad de las articulaciones y la fuerza muscular, que se puede incorporar a productos de consumo diario. “Estamos muy acostumbrados a ver alimentos enriquecidos con Omega-3, calcio, vitaminas o hierro. Pero hasta ahora, no había ninguno para preservar la salud de las articulaciones”, explica Martínez.

Compartir