bucmi

Todo lo que necesitas saber sobre la electroestimulación

Como todos los años, este año nuevo nos hemos propuesto perder esos kilitos de más y llevar una vida más sana.

También como todos los años, este año ha aparecido un nuevo y revolucionario método de ejercicio para perder peso y tonificar los músculos: la electroestimulación. Pero ¿qué es exactamente la electroestimulación y cuáles son sus efectos? Bucmi aclara todas tus dudas.

La Estimulación Eléctrica Muscular (EMS, por sus siglas en inglés) es una técnica que consiste en aplicar corrientes eléctricas que causan una contracción muscular parecida a los impulsos que envía el sistema nervioso para controlar las acciones de los músculos. De este modo se logra alcanzar en profundidad las fibras musculares que normalmente son más difíciles de activar.

El objetivo es aprovechar la fuerza extra que proporcionan los electrodos para potenciar la actividad de los músculos, incrementar la velocidad a la que se mueven para quemar más calorías y tonificarlos más y mejor mientras se realizan ejercicios. Esos electrodos están colocados en un chaleco o traje especial que se encarga de transmitir la carga eléctrica a los músculos.

El programa de electroestimulación se determinará en función de cada persona y su condición física, su historial deportivo y de lesiones e incluso de sus preferencias por trabajar ciertas zonas más que otras. Es por ello que las sesiones se deben realizar siempre bajo la supervisión de un entrenador, que estará presente a lo largo de toda la sesión para guiar al usuario, determinar los ejercicios que debe realizar y regular la intensidad de los impulsos eléctricos.

La electroestimulación deportiva es un entrenamiento ideal para personas que disponen de poco tiempo, ya que multiplica el esfuerzo y reduce el tiempo dedicado a hacer ejercicio, obteniendo el mismo beneficio que al hacer ejercicio de manera convencional durante más tiempo. También es adecuado para personas que realizan ejercicio de forma habitual y quieren dar un paso más. Sin embargo se recomienda no dejar del todo el ejercicio convencional, ya que la electroestimulación solo se aplica sobre los músculos, pero las articulaciones y los tendones aún necesitan ejercicio gradual para fortalecerse.
Ventajas:

  • Mejores resultados en menos tiempo
  • Alcanza las fibras musculares más profundas
  • Supone un intenso trabajo muscular, exento de fatiga psicológica y estrés.
  • Es un método eficaz para perder peso y eliminar la celulitis (siempre con una buena alimentación)
  • Incrementa la fuerza, la fuerza explosiva, la fuerza-resistencia, y la resistencia aeróbica, al efectuar una actuación selectiva de los distintos tipos de fibras musculares.
  • Aumenta la fuerza localizada en el grupo muscular que nos interesa especialmente.
  • Desarrolla una red de capilares alrededor de las fibras rápidas, con un aumento y una mejora sustancial de la microcirculación sanguínea del músculo.
  • Mínimo o nulo riesgo de una lesión ósea, ligamentosa o tendinosa.
  • Disminuye de la carga cardiovascular en el entrenamiento.

Contraindicaciones

No deben someterse a este tratamiento personas que:

  • Sufran de epilepsia.
  • Estén embarazadas.
  • Sufran de patologías cardíacas (con o sin marcapasos).
  • Padezcan enfermedades que afecten a la circulación de la sangre.
  • Se recomienda a las personas con dificultades para dormir hacer el entrenamiento en la mañana.

En cualquier caso, es imprescindible consultar a un médico antes de comenzar un programa de electroestimulación muscular si se padecen afecciones crónicas

Compartir