¿Picar entre horas? ¡Abandona esta mala costumbre!

Picar entre horas es una de las tentaciones que más cuesta dejar cuando seguimos una dieta saludable. Sobre todo, cuando estás en la oficina y el estrés puede contigo ¡y con tu estómago! O los domingos por la tarde, mientras ves esa comedia romántica que tanto te gusta, pero tranquila ¡volver a tomar las riendas de tu healthy routine es posible! Los especialistas en Nutrición y Dietética de Clínica Opción Médica, te traen 6 claves para conseguirlo y convertirte en la envidia de todas las miradas:

  1. ¿Alimentos calóricos? ¡Mejor a primera hora!

Una de las claves para evitar picar entre horas es dejar los alimentos más calóricos para las primeras horas de la mañana. Así, le damos a nuestro organismo la energía que necesita durante el día y puede ir quemando el alimento paulatinamente. Además, evitaremos situaciones de hambre que puedan arruinar nuestra dieta.

Si por el contrario te decantas por un desayuno ligero y una modesta ensalada para tu lunch, ¡es muy probable que caigas en la tentación de picotear! Así que no lo dudes, si estás pensando en un plato de pasta para comer, ¡es una buena idea! Solo tienes que controlar las cantidades y acompañarlo de un chorrito de aceite de oliva con sal.

  1. Lo tuyo no es hambre… ¡sino sed!

Muchas veces acabamos por picotear porque creemos tener hambre, cuando en realidad nuestro cuerpo nos está pidiendo un poquito de agua. La clave está en escuchar a nuestro organismo ¡y llevar un buen botellín de agua encima! A partir de ahora, tu mejor aliado será una pequeña botella de agua. Nada de gaseosas o bebidas que puedan estropear tu healthy routine. Para hidratarte, ¡agua natural!

  1. Saltarte comidas puede acabar en comida rápida

Si has pensado en saltarte comidas para empezar a bajar de peso, adivina qué ¡eso puede provocar todo lo contrario! En la mayoría de casos, saltarte comidas provocará que tengas hambre entre horas y acabes por tomar comida rápida y poco saludable: patatitas fritas, chocolatito, bomboncitos, ¡por mucho diminutivo que le pongas engorda igual! Así que no lo dudes, si quieres evitar picar entre horas lo mejor es que comas hasta cinco veces al día ¡y de forma saludable claro! Así te despedirás del hambre y del picoteo.

  1. Si estás todo el día fuera de casa, planifica tus comidas

¿Te pasas más horas fuera de casa que dentro de ella? ¡Bienvenida al grupo! Sabemos que puede ser complicado compaginar una rutina tan ajetreada con comer saludable, pero todo es posible si te planificas un poco. Aunque pueda sonar poco apetecible, la clave está en tus mañanas. Levántate una hora antes de lo previsto y prepara lo que tienes pensado comer hoy, a partir de ahora, ¡los tuppers son tu mejor aliado!

Si comes sano y sacias a tu estómago debidamente, no caerás en la tentación de esos frutos secos o chocolatito que te ofrece tu compañera de trabajo, ¡di sí a la comida planificada!

  1. ¿Comidas principales? ¡No escatimes con la cantidad!

Comer sano no quiere decir que tengas que comer poco, ¡todo lo contrario! Si quieres evitar comer entre horas, lo mejor es que sacies a tu estómago y para ello, nada mejor que un plato bien abundante ¡pero siempre healthy claro! No te cortes con la ensalada y añade la cantidad que quieras. Acompáñala de una pechuguita de pollo, un poco de tomate y zanahoria ¡disfrutarás como nadie y no necesitarás más comida hasta la hora de cenar!

Compartir

Sin comentarios

Comenta