El paté: propiedades y receta casera

Aunque existen versiones vegetarianas, el paté es una pasta untable elaborada con carne picada o hígado, siendo frecuente la adición de verduras, hierbas, especias y vino. Existen patés de todo tipo de carnes de vacuno y caza, así como de pescado y de hortalizas.

Consumido con moderación, se trata de un alimento sano, equilibrado y rico en nutrientes , vitaminas A, D, E, ácido fólico, B12, hierro, zinc y fósforo. Desde los Montes de Galicia nos hablan de sus propiedades y nos dan la receta para elaborar el mejor paté en casa.

Propiedades:

  • Alto contenido en hierro y cobre: El paté tiene un elevado contenido en cobre. El cobre contiene una serie de enzimas que son clave para tener una buena salud. Algunas de ellas ayudan a fabricar las proteínas necesarias para tener un tejido fuerte y otras intervienen en que las neuronas se comuniquen mejor entre sí. El hierro, por su parte, aporta energía al cuerpo, activa dos enzimas que ayudan a almacenar y transportar el oxígeno y mejora la concentración, por lo que el paté es un alimento muy adecuado para los niños en fase de crecimiento.
  • Alto contenido en Vitamina A: El paté, al prepararse con hígado de animal, posee una gran cantidad de vitamina A. Esta vitamina ayuda a la función inmune, además de mejorar la calidad visual y de hidratar la piel, a la vez que puede reducir el riesgo de sufrir algunas alergias alimentarias, entre sus numerosos beneficios.
  • Vitamina B12 y ácido fólico: Por lo general, los derivados del hígado son una fuente perfecta de Vitamina B12 y de ácido fólico. Estos nutrientes previenen la pérdida de las facultades mentales, a la vez que reducen el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Por estos motivos el paté es un alimento ideal para las personas de edad avanzada.

Receta para la elaboración de paté casero

Ingredientes

  • Higaditos de pollo
  • Huevos
  • Nata
  • Pimienta blanca
  • Azúcar
  • Tocino Ibérico
  • Cebolla

Pasos a seguir para la elaboración 

1. Se coloca un fondo de cebolla y se pocha.
2. Una vez pochada se añaden los higaditos y se funden con la cebolla.
3. Una vez estén fundidos todos los ingredientes se añade la pimienta blanca y el azúcar.
4. Se cuecen todos los ingredientes a fuego lento y, una vez cocidos, se trituran.
5. A continuación, se añade la nata y los huevos y se vuelve a triturar hasta lograr la masa.
6. Una vez esté la masa hecha, se coloca en los moldes con tocino alrededor.
7. Por último, se mete al horno durante 2 horas y 20 minutos, aproximadamente, a una temperatura de 140 grados.

Compartir