Fontvella

Ocho consejos para que los niños mantengan una correcta hidratación también en invierno

  • Aunque los más pequeños no tengan  sensación de sed debido a las bajas temperaturas,  el organismo precisa igualmente de unos niveles correctos de hidratación.
  • Durante la práctica de los deportes de invierno, beber agua es igual de importante que en verano, a pesar de que la sensación de sed sea menor.

Con el frío, los niños no tienen la misma sensación de sed que con el calor del verano, pero su cuerpo sigue necesitando una ingesta de agua regularmente para mantener una correcta hidratación. En este sentido, es primordial que los padres ayuden a mantener hábitos correctos de hidratación en invierno puesto que es necesario e imprescindible para nuestro cuerpo. Ayuda a mantener la temperatura corporal si se ingiere al menos 2,0l de agua al día. Según un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza y la Universidad Rovira i Virgili, el 87% de los niños y adolescentes españoles podrían mejorar su hidratación, ya que sus hábitos no cumplen con las recomendaciones indicadas desde la EFSA.

Deportes de invierno

Cada vez son más los niños que se inician en la práctica de los deportes de invierno como por ejemplo, el esquí. Al igual que los padres tratan de minimizar los riesgos con un equipamiento apropiado o con la compañía de un experto que les enseñe a practicar este deporte de forma correcta, también deben estar atentos a que los niños mantengan una hidratación apropiada antes, durante y después de la práctica deportiva.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica que una correcta hidratación ayuda a mantener un buen estado físico y mental. Desde la organización recomiendan un consumo de 1,3l/día para los menores de 2-3 años, 1,6l/día para los niños entre 4 y 8 años y un consumo de 1,9l/día para las edades comprendidas entre los 9 y los 13 años, aunque se trata de varemos aproximados y que pueden variar según el género, el clima y la actividad física que realice el menor.

Con el objetivo de facilitar que los niños puedan mantener una correcta hidratación también en invierno, Aguas Font Vella y Lanjarón ofrece estos ocho prácticos consejos:

  1.  Incluir siempre una botellita de agua en la mochila del colegio, para que puedan ir bebiendo a lo largo del horario escolar.
  2. Depositar botellas de agua a la vista en casa ayuda a recordarles la necesidad de beber.
  3. Dejar agua en la mesilla de noche para que puedan beber si se despiertan a mitad de la noche.
  4. Llevar siempre agua en el coche o en el bolso.
  5. Facilitarles siempre agua antes, durante y después de una actividad física.
  6. No hay que olvidar incluir una botella de agua en su equipamiento cuando realizan actividades como el esquí.
  7. Los padres deben predicar con el ejemplo y beber agua a menudo.
  8. En invierno el agua del tiempo puede resultarles más apetecible.

Aguas Font Vella y Lanjarón innovando en hidratación infantil

La compañía Aguas Font Vella y Lanjarón S.A., propiedad de la compañía Danone, centra su esfuerzo en desarrollar soluciones que faciliten una correcta hidratación y para ello, apuesta por la innovación desarrollando formatos atractivos que ayuden a generar una conexión más emocional con el consumidor. Es el caso de Font Vella Kids que viste sus botellas con personajes Disney para que hidratarse con agua mineral natural sea un hábito divertido o la edición Disney de Lanjarón con tapón sport que facilita beber incluso en movimiento. Porque es de vital importancia conseguir inculcar pautas de hidratación entre los más pequeños, y esto resulta más fácil gracias a la ayuda de envases pensados por y para los niños.

Compartir