Relaciones sexuales

¿Molestias durante las relaciones sexuales?

  • El dolor durante las relaciones sexuales puede aparecer por un exceso de tensión en las paredes vaginales, por cicatrices perineales o por los espasmos de alguno de los músculos del suelo pélvico.
  • La Dra. Gema García Gálvez, ginecóloga portavoz de Centradaenti de TENA Lady y coordinadora de la unidad de suelo pélvico del Hospital Quirón de Madrid, insiste en la importancia de acudir al especialista para valorar el estado de nuestro suelo pélvico.
  • Para el 46% de las mujeres encuestadas, su vida sexual ha mejorado con los años.

¿Sabías que la calidad de nuestras relaciones sexuales tiene mucho que ver con el estado en el que se encuentran los músculos del suelo pélvico? En muchas ocasiones el dolor durante las relaciones sexuales, en la zona lumbar y en las caderas está relacionado con disfunciones de la musculatura pélvica.

Un gran número de mujeres sufren molestias e incluso dolor en sus relaciones sexuales. Pero normalmente les da pudor comentárselo a su médico o especialista. Prefieren evitar tener relaciones con sus parejas o espaciarlas y no dar explicaciones sobre lo que les está ocurriendo. La Dra. Gema García Gálvez asegura que “lamentablemente este tema continúa siendo un tabú”.

Un suelo pélvico debilitado puede provocar que el placer durante el coito disminuya debido a que las paredes vaginales pierden firmeza y se vuelven laxas, mientras que demasiada tensión en los músculos del suelo pélvico puede provocar esas molestias o dolores durante las relaciones sexuales. Por eso la Dra. Gálvez, ginecóloga portavoz de Centradaenti de TENA Lady y coordinadora de la unidad de suelo pélvico del Hospital Quirón de Madrid, subraya la importante de acudir al especialista para que realice una valoración de nuestra musculatura pélvica.

Según recoge el estudio “La mujer española a partir de los 50 años” realizado por TENA Lady y avalado por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), para el 46% de las mujeres su vida sexual ha mejorado con los años.

Principales causas de los dolores durante el sexo

Entre las mujeres que han tenido un parto vaginal, el dolor puede presentarse incluso un año después de haber tenido a su bebé. En este caso puede deberse a tensión en las cicatrices perineales, generadas por una episiotomía, pero también puede ser debido a espasmos musculares de alguno de los músculos de suelo pélvico.

Pero también puede provocar ese dolor los espasmos musculares producidos por someter al músculo a una tensión máxima, como ocurre durante la salida del bebé. Sin embargo, hay mujeres que sin haber tenido partos padecen dolores durante la penetración. Estos espasmos pueden aparecer: tras una experiencia sexual dolorosa, después de una infección vaginal intensa, por miedo a la penetración o por alguna cirugía.

Acude al especialista

La configuración de los músculos que rodean a la vagina, así como de los tabiques fasciales que separan unos órganos de otros, pueden ser los responsables de que una mujer joven sin ningún antecedente obstétrico (partos, embarazos…) o trauma previo, presente dolor durante sus relaciones sexuales.

“El problema es que si no se resuelve la mujer comenzará a tener miedo a las relaciones y cerrará voluntariamente más y más los músculos”, afirma la Dra Gálvez. Por lo que se creará un círculo vicioso que puede afectar a su relación de pareja y tener consecuencias psicológicas importantes: ansiedad, depresión, baja autoestima…

Si tienes molestias o sientes dolor durante las relaciones sexuales consulta con tu médico. “Es muy importante que se realice una correcta valoración de todas las estructuras de tu suelo pélvico para detectar cual es la causa del problema. En esta valoración se debe comprobar cuál es el estado de tensión de cada uno de los planos musculares de suelo pélvico, si existen contracturas o cualquier otra alteración”, explica la Dra. Gema García Gálvez. En función de lo que se halle, el médico determinará el tratamiento más adecuado. También puedes acudir o solicitar que te dirijan a la Unidad de Suelo Pélvico de tu hospital de referencia, para que sea un especialista en esta musculatura quien te valore.

Compartir