Cartel

Moda y escultura se fusionan de la mano de Agustín Ibarrola y Miguel Marinero

El Museo Nacional de Artes Decorativas acoge hasta el 24 de abril la exposición “Del Arte, del Artista y del Territorio”, una muestra del diseñador Miguel Marinero inspirada en la obra “Los Cubos de la Memoria” del escultor Agustín Ibarrola, situada en el puerto de la villa de Llanes.

Se trata de una fusión de moda y escultura a través de pie-zas únicas e inseparables capaces de trascender al tiempo y a los sentidos. Una colección formada por 29 prendas confeccionadas por Marinero a partir de ideas desarrolladas por Ibarrola en “los cubos”, que en su momento partieron de la historia del hombre y de Asturias.

La obra de Ibarrola, sobre las piezas de hormigón que con-forma la escollera del puerto marinero de Llanes, supone una fusión de los elementos característicos del artista con la memoria cultural e histórica de la zona. Según el escultor, “La investigación acerca de la construcción del espacio pic-tórico mediante líneas estructurales y colores realizada en esta obra constituye su valor fundamental”.

Marinero suma la escultura con la moda, transformando cada pieza poliédrica que un día soñó el escultor en creacio-nes llenas de vida sobre el cuerpo de la mujer. En palabras del diseñador “Siento el deseo de despegar meticulosa-mente cada una de las caras que construyen las escolleras. Están llenas de vida. Y esas vidas quiero confeccionarlas y convertirlas en prendas de piel

LA EXPOSICIÓN

‘Del artista, del arte y del territorio’ El hormigón y el color de la obra de Ibarrola dan paso a una interpretación de formas y tonos que tiñen los tejidos y aportan texturas diversas. Creaciones exclusivas que transmiten sensaciones a través de tres espacios. Tres universos paralelos: creador, obra y lugar, de los que el artista rescata lo que le lleva a crear y dar sentido a sus piezas. Recuerdos que se han quedado en su memoria y los traslada al observador a través de colo-res, texturas y formas. Prendas creadas con diferentes técnicas, tintes e injertos de pieles cosidos artesanalmente.

Cada una de las tres salas del Museo Nacional de Artes Decorativas recogerá una personal interpretación de ambas obras, moda y escultura, dirigida por el creador Miguel Marinero y realizada por los alumnos de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

escolleras

Del artista. Una primera sala muestra lo que siente, paladea, asimila y rescata de su memoria el artista. Todo aquello que le inspira y le transmite, que le empuja a crear para diseñar y dar forma sus piezas. El artista es cómplice de su público, pero también de la naturaleza. El agua, la tierra, el aire y los colores primarios que guarda en su retina.abrigo marron

Abrigo de piel de cordero merino, anteado y reversible

Del arte. Una segunda parte sitúa al propio arte como fuente de inspiración. El paso del tiempo y sus efectos en cada obra, que como la propia naturaleza sufre el influjo de la climatología. Piezas con pasado inspiradas  en  figuras  rupestres.  De animales medievales, el ídolo de Peña Tú y escenificaciones de la tierra asturiana. Una concepción que rompe los volúmenes impuestos por las aristas y les da vida.

abrigo flecos

Abrigo de piel de cordero merino, anteado y reversible.

Representación del Ídolo de Peña Tu, 2000 a.C., abrigo de zorro patchwork pintado a mano.

La última sala descubre la influencia del lugar en el color y los motivos. La interpretación de una escollera bañada por el Cantábrico, que amanece cada día a los pies de un pueblo marinero. La historia de un pueblo desde su herencia, que permanece en una vidriera, utensilios tradicionales, instrumentos, borda-dos llaniscos de azabache, y que perduran en la mano del artesano.

chaqueta cordero

Paisaje en primavera de Llanes. Chaqueta de cordero merino. Traje de aldeana, bordado a mano.

Cada prenda de cordero, dibujada, cortada, teñida, cosida y pintada a mano guarda una historia propia, tan personal como el diseñador, que introduce una a una para formar un puzzle de piezas únicas, concebidas para conformar diseños que son hitos. En definitiva, la exposición supone un acto de reflexión sobre el creador, el arte y el lugar; y la tras-posición de todo tipo de materiales y naturaleza al arte.

Ibarrola

 

Agustín Ibarrola. Bilbao, 1930.Becado por la Academia de Bellas Artes de San Fernando, trabaja en el estudio de Vázquez Díaz. Reimpulsa la llamada Escuela Vasca, junto a Oteiza. Re-side en París. Cofundador equipo 57.Medalla de Oro al Mérito en Be-llas Artes en 1993. Permanentemente aclamado por la crítica.

marinero

 

Miguel Marinero. Madrid,1947.Diseñador de alta costura en piel, reconocido en las principales pasarelas internacionales, con atelier propio desde 1983. Sus colecciones han sido reproducidas por fotógrafos de todo el mundo. Escenógrafo. Ha participado siempre en muestras de arte y fusión poco convencional.

Compartir