bebé

Mi hija no duerme ¿qué hacemos?

Desde hace un tiempo mi hija duerme muy mal con la consiguiente irritación que nos provoca al resto de la familia. Es verdad que después de pensarlo mucho y de varias técnicas, decidimos aplicar el método Estivill porque no vimos otras solución, pero tanto mi pareja como yo nos sentimos muy culpables ¿puede esta técnica generarle algún tipo de trauma o sentimiento negativo hacia nosotros? Ana (Tres Cantos)
Es cierto que cuando un niño no duerme esto tiene repercusiones en toda la familia. El método Estivil consiste en una serie de técnicas conductistas que dicen “entrenar” a los niños a dormir, cuando lo cierto es que todos los niños nacen sabiendo. Los recién nacidos duermen prácticamente todo el día, unas 18 – 20 horas al día repartido en siestas. Más adelante empiezan a dormir unas 16 horas al día con algunas siestas diurnas y así sucesivamente hasta dormir lo que dormimos los adultos. Por lo tanto no parece necesario entrenar a nadie para hacerlo. Lo que hay que hacer es encontrar la manera de que toda la familia descanse. Si este método os produce angustia, lo que es muy comprensible, podéis probar otras estrategias. Siempre podéis dejar que vuestra hija duerma con vosotros. En las familias en las que se practica el colecho el descanso está asegurado. Los niños duermen bien porque están cerca de sus padres y se sienten seguros y los padres descansan ya que los niños no se despiertan. Si esto no os convence podéis ponerle un colchón o un cuna (en función de la edad) al lado de vuestra cama para que sienta vuestra cercanía. No os preocupéis, no le tendréis en vuestra cama toda la vida y no sentirá que “ha ganado una batalla”. No conozco a nadie de 30 años que siga durmiendo con sus padres, tarde o temprano todos los niños duermen solos. No creo que ningún niño se haya traumatizado por seguir el método Estivil, pero está comprobado que el llanto en niños produce una encadenamiento de reacciones negativas si éste no es atendido. El llanto es la forma que tienen los más pequeños de comunicarse con nosotros, así que hay que hacer caso de este siempre. Igual que no dejarías a una amiga o a tu madre llorar no deberías dejar a tu hijo hacerlo, no por que le traumatice, si no porque le quieres y no te gusta verle sufrir. Sigue tu instinto de madre y no te equivocarás.

 

Si tienes más preguntas puedes mandarlas a info@masswebzine.com

Compartir