Mascarillas, la mejor opción para un cutis perfecto

De gran importancia para una óptima higiene facial, las mascarillas son fundamentales si se quiere conseguir un cutis limpio, suave, uniforme y sin imperfecciones, para realizar tanto en cabina como en casa. Adela Rodríguez, de la firma de cosméticos española Sileä y Ana Gallego, responsable de la alemana Schrammek en nuestro país, nos cuentan algunos de los secretos para que resulten más efectivas, cómo aplicarlas y cuando, además de cuáles.

Antes que nada, tu piel necesita un diagnóstico, por lo que es prioritario visitar a tu esteticista para que te asesore. Se ha de tener en cuenta la edad y el tipo de piel, si es demasiado grasa, atópica, sensible, mixta, etc… y así poder elegir los productos adecuados para su tratamiento. Las mascarillas, ya sean en gel, crema o bien de arcilla, por ejemplo, tienen todas un efecto protector que nutre e hidrata el cutis, limpiándolo además en profundidad. Como nos cuenta Adela Rodríguez, de la firma Sileä: “Las mascarillas tienen múltiples beneficios, ayudando a redefinir el rostro y eliminando arrugas como nuestra Ä Plus, perfecta para antes de cualquier evento importante al que debamos acudir, por ejemplo las bodas que llegan en esta época del año, y que se puede ir aplicando desde días antes ya que su acción lifting se mantiene en el tiempo”.

Las células madre también son muy recomendables para nuestra piel, capaces de regenerar las zonas más deterioradas y perjudicadas por el paso de los años: “Nosotros en Sileä contamos con la Repair Mask, a partir de células madre vegetales de rosa alpina, con las que se estimula el funcionamiento de nuestra piel, consiguiendo prevenir y reparar la huella que el tiempo ejerce sobre la misma. Es un tratamiento en profundidad para devolverle la juventud perdida” – nos cuenta Adela, quién además recomienda otra de las mascarillas estrella de la marca, la Active Q con efecto calor, que oxigena y reactiva las pieles maduras desvitalizadas: “Está especialmente indicada para pieles con pérdida de tono y arrugas. Gracias a su efecto calor, se activa el metabolismo celular favoreciendo la regeneración y nutrición de la piel”.

Ana Gallego, distribuidora oficial de Schrammek en España,  destaca dos de las mascarillas de la firma alemana, una antiaging y otra para pieles sensibles, muy apropiada para este tiempo de alergias y piel con menos vitalidad: “La mascarilla Time Control sirve perfectamente como preventiva antiedad, con efecto flash para estar siempre radiante y disponible en cómodas monodosis ideales para llevarte en tus viajes y eliminar los signos de cansancio. Pero si tu piel, ahora en primavera, está enrojecida, irritada y sufre algún tipo de picor, nada como nuestra Sensiderm que la suaviza y equilibra de inmediato, hidratando, aliviando la inflamación y descongestionando en todo momento, por supuesto sin parabenes, perfumes, colorantes ni aceites minerales. Recomendamos aplicarla durante la noche”.

Compartir