AECC

LUG se suma ROSA

Lug Healthcare Technology, compañía pionera especializada en el desarrollo de soluciones tecnológicas para el ámbito sanitario, se suma al Día Contra el Cáncer de Mama que se conmemora hoy miércoles 19 de octubre y quiere lanzar un mensaje de apoyo a todas las personas afectadas por esta dolencia.

Una enfermedad que tiene una elevada incidencia entre la población femenina y que, tal y como pone de manifiesto la Asociación Española Contra el Cáncer, afectará a una de cada ocho mujeres a lo largo de su vida. Sin embargo, esta organización destaca también que la supervivencia por este tipo de patología ha mejorado notablemente en los últimos años debido a la realización de mamografías periódicas y al avance de los tratamientos, que permiten tasas de curación del 90%.

No obstante, según diversos análisis realizados por esta compañía, los tratamientos oncológicos son los que registran los fallos humanos con peores consecuencias para el paciente, principalmente originados por la elevada toxicidad de los preparados, el estrecho margen terapéutico y la complejidad de los tratamientos. Así, la seguridad en este tipo de procedimientos se vuelve imprescindible y el uso de metodologías basadas en la automatización hace que la tasa de error disminuya y se reduzca hasta un 10% el impacto económico de los tratamientos.

La compañía promueve el empleo de herramientas tecnológicas para eliminar los errores humanos en los tratamientos oncológicos

Estas metodologías se basan en un sistema de gestión asistido por software que guía a los profesionales que intervienen en la preparación de los tratamientos, pero también a los que se encargan de la administración de los fármacos a los pacientes. Asimismo permiten realizar un control exhaustivo del stock del almacén de farmacia (número de lote, caducidad, etc.). De esta forma, el sistema minimiza el riesgo de incidencias, tanto de aquellas inherentes al proceso, como de las que puedan derivarse de la intervención humana; mejora la calidad de los tratamientos y facilita la organización presupuestaria de cada partida.

Además de la evidente mejora que supone para la seguridad de los enfermos oncológicos, la trazabilidad y el control que aplica esta metodología evita la repetición de ciclos y posibilita un mayor aprovechamiento de los restos de fármacos, gracias a que se verifica mejor la estabilidad de cada producto.

Compartir