LOS TATUAJES, A EXÁMEN

¿Una moda o un arte? Leo Millares, el conocido tatuador que ha decorado cuerpos como el de Alejandro Sanz, Sara Carbonero o Sergio Ramos no tiene duda, “está claro que es arte en estado puro”, asegura. Lo cierto es que no hay una respuesta exacta y certera. Lo que está claro es que los tatuajes están a la orden del día. Cada vez son más los famosos que se atreven, futbolistas, cantantes, actores y actrices… etc. El tatuaje ya no es lo que era, se ha convertido en un elemento de moda totalmente normalizado entre todos los estratos sociales. Y es que el arte de tatuar no es algo nuevo. Sus orígenes se remontan hasta la época de los Egipcios. De hecho, existen numerosas momias con tatuajes, como Amunet.

Sin embargo, con el paso del tiempo las técnicas han ido modernizándose. Ya no sirve la frase de “es para toda la vida”. No sólo las máquinas tatuadoras son mejores, también lo son los tratamientos para eliminar aquellos posibles arrebatos de juventud. Actualmente, las técnicas de eliminación son tan avanzadas que en la mayor parte de los casos, los tatuajes desaparecen de la piel por completo y sin dejar rastro. Incluso existen maquillajes de alta cobertura como Dermablend de Vichy que permiten maquillar “eliminando” por un día los tatuajes de nuestro cuerpo.

Los tattoos, paso a paso

Lo fundamental a parte del sentido ornamental del tatuaje es buscar un centro higiénico para tatuarse, además de no padecer enfermedades cutáneas que puedan afectar a la cicatrización. Leo incide en esto, “mi consejo es que primero vean el artista, luego que el estudio cumpla todas las normas”.  Una vez hecho, los cuidados son sencillos si se siguen las instrucciones del tatuador. Con aplicar pomadas regenerantes o aceites como el de rosa mosqueta como el de Repavar, un buen resultado está asegurado.

Son muchas las personas que aseguran que crea adicción. Cara Delevingne se hizo su primer tatuaje en 2013 y ya tiene unos 15. También son muchos los que dicen que el proceso no duele, pero esto no está tan claro. Al fin y al cabo, implica perforar la piel con agujas que, aunque sean finas, atraviesan la primera capa de la dermis. “Las zonas que molestan más son las que están cerca de los huesos, donde hay poca grasa, como el cuello, las costillas o la espinilla” dice Leo.

Proteger el color

Y aunque en los orígenes las marcas que se hacían en la piel eran oscuras, actualmente se usan tintas de todos los colores. Desde azul, rojo, verde o incluso tinta blanca que es sin duda la opción más discreta de todas al no verse tanto como otras tonalidades. Aún así, sea el color que sea, hay que cuidarlo siempre, durante todo el año y con especial atención cuando llega el verano.

Con el paso del tiempo, si no se hidratan ni se protegen del sol, la tinta se va decolorando. “Los pigmentos actuales se mantienen con los años pero depende mucho de como se cuiden ante el sol. Es importante usar protección 50 para evitar que se quemen”, asegura Leo Millares. Sun Sport de Lancaster es una protección específica para realizar actividades al aire libre. Ya no tienes que preocuparte de repetir la aplicación una y otra vez pues es de larga duración. No deja manchas, se puede emplear sobre la piel mojada y protege de los filtros UVA y UVB. Perfecta para proteger y cuidar los tatuajes.

Tatuajes, ¿sí o no?

Es cierto que tener un tatuaje es en ocasiones un impedimento que hace que muchas personas se planteen seriamente si merece la pena. Por ejemplo si el diseño es muy grande en zonas como la cintura no se puede poner la anestesia epidural. Además, en muchos países, entre ellos España, se debe esperar unos 6 meses desde que se ha realizado un tattoo para poder donar sangre.

Pese a todo, los tatuajes son, al fin y al cabo, un modo de expresar la personalidad de quien los lleva. “El secreto del éxito del tatuaje es que, cuando te tatúas a los pocos días vengas con un amigo  para que se tatúe porque le impactó lo que tu llevas”, asegura Leo.  En la mayoría de los casos están unidos a significados sentimentales que los hace aún más especiales. Por ello es importante dejarse aconsejar por un tatuador profesional con experiencia pues no es lo mismo un dibujo sobre la piel que sobre el papel. La clave es disfrutar de la experiencia y sobre todo, tener muy claro que sea moda o arte, lo importante es lo que represente para quien se tatúa.

Compartir