864_huron-en-casa_170

Los hurones se cuelan en nuestros hogares

Los hurones son unos animales que al igual que los gatos, se fueron relacionando e introduciendo definitivamente en la vida de los humanos hace aproximadamente dos mil años.

Tanta relevancia como animal de compañía está obteniendo, que se ha posicionado como la tercera especie (por detrás del perro y el gato) más popular en convivir a diario con su familia humana.

Los hurones son una especie muy curiosa y activa que necesita su tiempo fuera de las jaulas en las que duermen y que, como indicábamos antes, por su instinto cazador, su tamaño y flexibilidad, son capaces de introducirse por cualquier espacio.

Su rutina diaria pasa por repetir las acciones comer, jugar y dormir. En cuanto a sus necesidades, siguen yendo en paralelo a las costumbres gatunas, es decir, en cuanto aprenden, las hacen en el mismo sitio.

Su comportamiento en familia de la misma especie, es decir, entre hermanos hurones por ejemplo es como la de muchos animales cazadores, establecer una jerarquía. Esto lo hacen a base de juegos en los que incluyen mordiscos y, según la edad que tenga cada individuo, por su complexión y tamaño, pueden ser más dañinos o menos, ya que los hurones de más edad tienen ya mucha fuerza en su mandíbula. De ahí, que como con cualquier animal de compañía, haya que estar pendiente a su crecimiento físico, mental y comportamental para evitar que se asienten actitudes negativas.

Al ser animales sociables y que viven en manadas, se sienten mejor estando acompañados que solos, con lo que serán más felices si viven con un compañero.

Compartir