A&V retrato

Lo importante es lo que está dentro

Con motivo de la celebración del éxito de su cuarta temporada, hemos entrevistado a Adela Penedo y Viki Orgaz, fundadoras de la firma Adela & Viki de trajes de baño. En el entorno en el que ellas atienden con la mayor dedicación a sus clientas en su pop-up store madrileño en Serrano, 25, hemos mantenido con ellas una amena e interesante charla en las que se abren a Mass Bienestar y nos descubren los secretos de su firma desde sus inicios.

Además, tuvimos la fortuna de presenciar cómo Adela y Viki personalmente son las que atienden y entiendan a cada una de sus clientas o club de fans, como ellas mismas las denominan.  Comprobamos cómo su atención es una garantía de éxito y es la clave para que estos maravillosos trajes de baño hagan felices a sus clientas.

Mass: Cuéntanos cómo nace la idea de Adela y Viki

Viki: A&V nació hace 20 años. Yo trabaja en moda y aunque tenemos una formación diferente porque yo soy abogado y Adela es economista, hubo un momento después de tener a las niñas, cuando estábamos sin trabajo, en el que empezamos esta aventura.

A&V nació trayendo ropa de Francia, que vendíamos aquí al por mayor, haciendo una pequeña colección donde introdujimos la moda de baño. Introdujimos la idea del wonderkini para las que no utilizábamos el bikini, que realzaba el pecho.

Nos cogió la crisis del año 96 y decidimos dejarlo. Adela siguió trabajando como economista y yo como abogado.

Hace cuatro años, surgió de nuevo la necesidad de pensar en un traje de baño, primero un bikini que realzara el pecho después de haber tenido bebés y después nos centramos en un traje de baño. Entonces decidimos hacer una colección pequeñita. Nosotros primero elegimos el producto, lo testamos y después comenzamos a hacer una producción más grande.

En 2013, que fue un año de crisis, a nosotras nos fue bastante bien, vendimos muy bien porque había un nicho de mercado para el que hacía falta este producto. Un traje de baño sencillo para las mujeres con problemas en el cuerpo o con tallas especiales o muy pequeñas o muy grandes. Lo más importante para nosotros era intentar no discriminar.

Mass: ¿Qué es talla grande y talla pequeña?

Viki: En España ha habido una media de talla 42 y ahora parece que ésta está absolutamente destallada. Ahora se considera una talla “grande” a partir de la 44 o la talla 46. Desde ahí en adelante se considera talla especial. Antes, las tallas especiales eran a partir de la 52.

Intentamos no discriminar, porque tenemos muchas clientas jóvenes y adolescentes que de repente les cambia el cuerpo, que han tenido pecho muy pronto y o bien lo que hay para su edad es muy de niña o lo que hay para su tamaño es muy de señora.

Por eso decidimos hacer el mismo patrón desde una talla pequeña como la 38 hasta una 52 pero con nuestro patronista y nuestra fábrica, que es de corsetería. Intentamos hacer un traje de baño que por fuera sea muy sencillo, lineal y muy básico y solo hacer lisos.

Mass: Cuéntanos cuál es la filosofía que se esconde detrás de vuestro tallaje para atender a mujeres reales de todo tipo.

Viki: Nuestro lema es muy gráfico “para todas las mujeres reales”, no quiere decir que tengas más o menos peso, que seas más o menos altas, todas somos mujeres reales, las que no estamos sometidas a una pasarela o a un Photoshop. Intentamos que todas las mujeres se sientan a gusto y satisfechas.

El enfrentarte a estar desnuda en una playa durante un mes se hace muy duro, incluso para las que tienen un tipazo, que también les cuesta. Por eso nuestra filosofía es no discriminar por talla, aunque tampoco queremos hacer apología de la gordura. Creemos que hay que intentar llevar una vida sana y que la gente coma bien.

Mass: Nos decías que habéis encontrado un mercado donde habéis encajado vuestra colección a la perfección. ¿Estáis cubriendo este nicho exclusivamente o también llegan a vosotras otras personas a las que simplemente les gustan vuestros modelos?

Viki: Al principio vienen ante el reclamo del forro reductor y el patrón de corsetería. Luego, cuando se lo ponen, se dan cuenta de que es un traje de baño monísimo y que no hace falta ser de una forma u otra especial.

Lo que hemos hecho muy bien ha sido un traje de baño para mujeres con masectomías, con problemas de cáncer, porque esta era otra forma de discriminación ya que ellas tenían que ir a hacerse el bañador en un lugar especial, mucho más caro y donde los modelos no son tan de moda. Ahora ellas se encuentran supersatisfechas porque llevan una goma bajo el pecho, pueden introducir su prótesis y no tienen necesidad de hacerlo a medida, porque el patrón ya viene adaptado.

Mass: En qué se diferencian vuestros modelos de trajes de baño y, qué es lo que aportan técnicamente.

Viki: el traje de baño es tan importante por dentro como por fuera. Por dentro está absolutamente estructurado con una goma que va debajo del pecho, que sujeta y que realmente es como llevar un body, lo importante es lo que está dentro.

Nosotros hacemos siempre forma de cintura, ya que los trajes de baño hoy tienden a ser muy rectos y te ves con ellos como un tubo. La parte de atrás recogiendo para que te realce el culete, aunque hay otros que están más abiertos o los que reducen el pecho o los que lo potencian y lo suben.

El tipo de copa que utilizamos es una esponja que repele el agua. No te tienes que escurrir al salir del agua. Trabajamos con unos materiales de calidad extraordinaria y que utilizan la última tecnología. Nuestra licra es extraordinaria. Son materiales bastante difíciles de trabajar por lo que tienen que ser manipulados por expertos en estos temas. La cuestión es testarlos continuamente.

Mass: Vosotras, que defendéis la idea de la mujer real, ¿qué opinión os merece la extrema delgadez de las modelos que están en la pasarela a quienes hay marcas que, en ocasiones, les exigen responder a esos cánones?

Viki: Creo que esto no entra dentro de la normalidad de nuestra vida. Pero, ¿quién decide cómo tienen que ser las modelos, cuánto tienen que pesar, cuánto tienen que medir o qué es talla grande o talla pequeña? Si están sanas, no tenemos por qué decirles nada, cada uno tiene su genética y su fisionomía. El problema es que estamos sometidos por alguien que decide qué pautas hay que seguir en la moda.

Mass: Has comentado Adela, que lo que más os satisface es ver que la gente se va contenta y feliz

Adela: Hemos visto a mujeres de todas las edades, incluso adolescentes que hacen sentir bien a sus madres, porque salen del probador y les dicen que no se ven mal. En ese momento, hemos visto madres que se emocionan.

Atendemos también a mujeres que, porque dejas de fumar o tienes la menopausia, se les ha desestructurado el cuerpo y hay quien lo lleva mal, les afecta psicológicamente. En ese momento vienen se ponen delante del espejo en traje de baño y se ven estupendas y ¡vienen los maridos y nos regalan vino! Porque hemos hecho feliz a su mujer.

Una clienta ha venido a comprobar si era verdad lo que había leído en prensa. Que luego se vaya tan contenta, es la mayor recompensa. Además, nos comentan las clientas que la calidad de la licra tan buena que tienen nuevos los trajes de baño y que es la primera vez que se están haciendo un fondo de armario de trajes de baño.

Comienza a haber ya una complicidad entre las clientas que se ven en la playa y reconocen el bañador de la señora con la que se cruzan, se sonríen y se dicen: mujeres reales, ¡Adela & Viki! Esto es ya un clan.

Viki: Al final todas nos conocen y no las llamamos para que vengan, son ellas las que nos buscan.

Adela: El grado de fidelización es del 100%, es increíble. No hay una sola clienta que nos haya comprado y no forme parte del club de Adela & Viki.

Mass. Marisa Jara participa en vuestra última pasarela, ¿cómo ha sido esta colaboración?

Adela: Yo tengo amistad con Marisa desde siempre, y sé los problemas que ha tenido. Cuando decidimos desfilar en la pasarela MF Show pensamos en incluir a Marisa en la pasarela y fue la protagonista de nuestro desfile. Esto ha sido para ella un resurgimiento. Sabemos que para ella fue un desfile emocionante.

Mass: Volviendo a la pasarela, ¿crees que la tendencia de las modelos curvy es algo pasajero o ha llegado para quedarse?

Adela: Nosotras no hacemos apología de la obesidad, estamos reivindicando la mujer real y ésto no es igual a: vivan las carnes. En esto, como en todo, pasamos de un extremo a otro. Sí creo que las mujeres reales han venido para quedarse porque somos la mayoría. Llegará un momento en el que bien por solidaridad o por visión comercial tendrán que hacerles caso.

Esto es un nicho de mercado abandonado desde el punto de vista de patronaje, que es el verdadero problema porque cuando tú subes de talla, la mayoría de las firmas te ponen más tela y así pareces más gordita. Lo que se trata es de tener patrones que a ti te favorezcan. Se supone que los diseñadores de moda tienen que conocer el cuerpo de la mujer y trabajarlo mucho para que la mujer esté bien.

MASS: ¿Cómo es vuestro proceso de fabricación?

Adela: Nosotras fabricamos en España, lo que nos permite hacer muchas pruebas a muchas mujeres y modificar los prototipos. Si fabricáramos en China esto no lo podríamos hacer igual. Estamos jugando en un movimiento completo. Si juegas a beneficio puro y duro, te vas a China a fabricar o copias la colección de alguien.

Como novedad, este año es el primero que hemos hecho negro, porque cuando no estás a gusto te vas al negro y lo que intentábamos trasladar es que si encuentras un buen patrón no tienes por qué ir de negro.  Conseguimos que se hicieran con otros colores y después es cuando este año ya hemos introducido el negro.

Noticias relacionadas

Compartir