Tendencias Fitness

Las últimas tendencias deportivas en fitness

Las nuevas tendencias en el acondicionamiento físico de las que hablaremos en este artículo van a ir orientadas a un entrenamiento más global y menos analítico. Trabajan la fuerza y la resistencia muscular desde otra perspectiva con o sin materiales, manteniendo un trabajo de CORE (como ya hemos explicado en anteriores ocasiones) exquisito.

El CrossFit es una modalidad nueva de acondicionamiento físico en la que se combinan diferentes disciplinas como la natación, el levantamiento de pesas, la gimnasia y el running a alta intensidad.El objetivo principal es el incremento de masa muscular quemando el máximo % de grasa en mínimo tiempo posible, favoreciendo la capacidad cardiovascular y mejorando el tono muscular, que incrementa exponencialmente.

Tiene una serie de indicaciones que debieran tenerse en cuenta: al tratarse de una práctica que obliga al cuerpo a llegar al máximo, está contraindicada para principiantes o personas de pobre condición física, y tiene un alto porcentaje de lesionabilidad en practicantes con bajo tono muscular y que la realizan sin supervisión de un profesional.

Es una disciplina que ha sido creada para entrenar a policías, marinos y bomberos, como todas estas modalidades de acondicionamiento física extremas, tienen una finalidad, llevarlas fuera de este contexto y sin supervisión profesional preparado puede acarrear lesiones crónicas.

El BodyWeightTraining consiste en hacer que un ejercicio que requiere un esfuerzo muscular, se ejecute de manera bella o estética, utilizando como  única resistencia la de tu propio peso corporal. Esto supone una mayor demanda muscular y la actividad de varios grupos musculares en un mismo ejercicio.Se requiere una gran coordinación de tren superior e inferior en algunos movimientos, una elevada exigencia muscular en otros enlazando movimientos técnicos de alta dificultad.

Su principal objetivo es el fortalecimiento de la musculatura a través de la resistencia del propio peso a la gravedad. La clave está en la constancia de los ejercicios, las series, la aceleración y los cambios de ritmo.

Inicialmente no se requieren elementos como pesas o barras y tan sólo se trabaja con el propio cuerpo (más adelante, en los niveles avanzados sí pudieran añadirse algunos elementos, pero inicialmente no son necesarios).

Las ventajas que aporta son una rápida definición muscular y un aumento sustancial de la fuerza física además de un ahorro de espacio y económico.

El TRX o entrenamiento en suspensión consiste en una modalidad en la que aprovechando el peso corporal se consigue ejercitar de manera completa la musculatura. Necesita de unas cintas de nylon de alta resistencias y regulables con unas empuñaduras y soportes para los pies que realizan un trabajo funcional de un gesto determinado, se trabajan varios grupos musculares al realizar un movimiento consiguiendo una mecánica más natural y más global.

Su trabajo implica mantener un tono muscular continuado, sobre todo en la región abdominal y un buen centro de gravedad.

Al igual que en anteriores modalidades su origen es militar, aunque en este caso la condición física no es determinante para poder realizarlo, se puede iniciar en esta modalidad sin apenas condición física y su evolución será la que condicione la mayor exigencia de los ejercicios.

Se puede realizar en casa (a través de la adquisición de los kits) y la inversión de tiempo es mínima.

Finalmente el TAC fit combina el trabajo de la fuerza y resistencia muscular con el trabajo de resistencia mental, orientado hacia un Entrenamiento del Círculo de la Fuerza.

Su objetivo principal es encontrar un equilibrio entre: la salud, el rendimiento y la estética, existiendo tres niveles que se van adquiriendo con una buena técnica en la realización de los ejercicios.

Se trabaja para conseguir el máximo rango de movilidad articular en los 6 ejes del espacio manteniendo una correcta contracción y estiramiento de los grupos musculares realizando ejercicios diferentes y adoptando posturas (muchas del yoga) específicas ante situaciones de máximo estrés que pueden requerir una recuperación inmediata; volvemos a estar ante una técnica muy utilizada para el entrenamiento militar, de policías y bomberos.

En este tipo de entrenamiento cualquier persona puede iniciarse ya que los niveles se adquieren en función de la curva de aprendizaje, por lo que hasta que no se consigue realizar un movimiento con una buena técnica, no se avanza, los requerimientos van a ir en función de nuestras capacidades.

Tras revisar todos estas nuevas tendencias de entrenamiento está claro que el tiempo y el lugar tienen que dejar de ser la excusa para mantener una buena condición física.

Compartir