LAS IMPRESORAS 3D TE AYUDARAN A VERTE ANTES DE OPERARTE LA CARA

El MirrorMe3D te permite ver a tamaño real una reproducción de la cara o de los pechos antes de que se realice la operación. Primero escanean en tres dimensiones y realizan las modificaciones sobre dicho modelo. Posteriormente, utilizan una impresora 3D para imprimir los resultados y de esta forma los pacientes puedan verlos en relieve y en tamaño real.

El coste depende del tamaño. La mini versión de tu cara supone 60 dólares. Si quieres tu rostro en tamaño real, eso te costará un poco más: hasta 300 dólares. También puedes imprimir “fragmentos” de tu rostro u otras partes del cuerpo por 60 dólares. Puedes ver cómo será el resultado final incluso antes de operarte.

Carrie Stern, responsable de la compañía y cirujana plástica, asegura que “a los pacientes no se les da bien el entender las simulaciones en 3D en la pantalla de un ordenador”.

Compartir