Las bases de una correcta hidratación

En los últimos años, cuando empieza a apretar el calor comienzan las campañas para concienciar a la población sobre la importancia de estar bien hidratado. Cada vez más gente sale de casa con su botella de agua en el bolso o en la mochila conviertiéndose en su compañero inseparable.

Sin embargo, la experta en Nutrición y colaboradora de la investigación del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Inmaculada Bautista, considera que la sociedad está muy mal informada sobre la importancia de estar correctamente hidratado y destaca el aumento de “mitos” y “malinterpretaciones” sobre la hidratación.

Por ello, durante su participación en el curso ‘Avances en Nutrición y Salud Pública, a propósito del equilibrio en el balance energético’, que celebró en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid, destacó la necesidad de enseñar a la población tanto de las cantidades como de las fuentes adecuadas de los líquidos que deben ingerirse, especialmente si son menores, embarazadas, mujeres en periodo de lactancia o personas mayores. También subrayó la importancia de realizar campañas dirigidas a los conductores para concienciarles de que una inadecuada hidratación puede hacerles disminuir su atención al volante y el rendimiento cognitivo durante la conducción.

CONSEJOS PARA ESTAR HIDRATADOS

  • Beber en cada comida.
  • Ingerir frutas y verduras con alto contenido en agua.
  • Beber aunque no se tenga sensación de sed.
  • Tener siempre a mano una botella con agua u otra bebida.
  • El líquido ha de estar a temperatura ambiente ya que los calientes o los muy fríos hacen que se beba en menor medida.
  • Elegir la bebida de acuerdo con el nivel de actividad y el estilo de vida.    “En el momento actual contamos con un amplio abanico de bebidas que aseguran una adecuada hidratación en todas las situaciones y en los diferentes grupos de edad. Cada persona debe saber elegir la cantidad de líquidos y el tipo de bebida que más se adecue a su estilo de vida”, afirma el director del comité científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta.

Según Bautista, la palatabilidad de las bebidas ayuda a mejorar los niveles de hidratación, dado que son varios los estudios que muestran que tanto niños como adultos consumen hasta un 50 por ciento más de líquido cuando éste tiene algún tipo de sabor.

Además, un correcto estado de hidratación está relacionado con un mejor rendimiento cognitivo, laboral y deportivo según diferentes estudios científicos. Mientras que una pérdida de agua corporal del 1 por ciento se puede compensar en las siguientes 24 horas, pérdidas superiores y hasta del 10 por ciento pueden llegar a tener consecuencias graves en el organismo.

Compartir