La prevención, clave para evitar la osteoporosis

Alrededor de 2,5 millones de mujeres afectadas en España

  • Una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años, sufrirá al menos una fractura osteoporótica, según la Sociedad Española de Reumatología (SER).
  • Hacer ejercicio y llevar unos hábitos de vida saludables contribuyen a prevenir su aparición.
  • Se calcula que en 2029, más de once millones de personas sufrirán osteoporosis.

A pesar de que la osteoporosis es descrita como “enemigo silencioso”, este problema es responsable de la mayoría de las fracturas en personas mayores de 50 años.  Además avanza lentamente y sus síntomas apenas se notan hasta que el daño en los huesos es ya muy grave.

“La osteoporosis se suele asumir como un achaque inevitable y normal de la edad, cuando la realidad es que el envejecimiento ya no es lo que era o no tiene por qué serlo”, asegura el doctor Ángel Villamor, traumatólogo y Director Médico de iQtra Medicina Avanzada. Los expertos coinciden también en la importancia de concienciarse sobre las medidas para prevenirla o, si ha aparecido, frenar sus efectos.

La osteoporosis no avisa: atención a los factores de riesgo

Con la osteoporosis los huesos se vuelven más frágiles – al perder masa ósea – y el riesgo de fractura es mucho mayor. Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años, sufrirá al menos una de estas fracturas en su vida. El traumatólogo Ángel Villamor especifica también las más frecuentes: “las vértebras, la muñeca y la cadera son las más propensas a sufrir estas fracturas,  aunque en realidad todos los huesos del cuerpo van desmineralizándose.” 

La menopausia (especialmente la precoz) y la herencia genética están muy relacionadas con el desarrollo de la osteoporosis, pero también son factores de riesgo el sedentarismo, los hábitos de vida poco saludables (tabaco, alcohol…) y el déficit de calcio y vitamina D en la dieta.

La importancia de la prevención

Al principio, la pérdida de masa ósea es imperceptible para el paciente y sólo desvela síntomas cuando el daño es grave. Es entonces cuando se puede padecer dolor intenso en las vértebras o incluso alguna fractura.

“Actualmente no existen medicamentos capaces de recuperar la masa ósea que ya se ha perdido, aunque sí existen fármacos que frenan el deterioro del hueso” – explica el traumatólogo – “por este motivo, es fundamental hacer hincapié en las tareas de prevención e incluir las densitometrías óseas de forma rutinaria en la postmenopausia.”

El especialista recomienda…

Los huesos comienzan a perder su densidad lentamente a partir de los 25 años, por lo que es conveniente comenzar a seguir estos consejos cuanto antes:

  • Llevar una dieta variada.
  • Incluir alimentos ricos en calcio (como los lácteos) y vitamina D (presente en el pescado azul) para fijar ese calcio en los huesos.
  • Evitar el sobrepeso.
  • Practicar ejercicio físico. Es imprescindible para fortalecer los músculos, pero no debe ser agresivo con las articulaciones. Actividades al aire libre.

Compartir