Young woman with wind in her hair

La hidratación capilar, fundamental en verano

Nuestro cabello sufre en esta época del año más que en ninguna otra, siempre en continua exposición solar y más seco que de costumbre. David Lesur, propietario y primer estilista del Instituto de Belleza David Künzle tiene las claves para mantenerlo sano e hidratado en todo momento, trucos que debes conocer si este mes de agosto optas por turismo de playa, piscina o montaña.

Debemos aclarar primero que el cabello se compone en parte de agua, el cual es imprescindible para que goce de una salud envidiable y necesaria. Lo que ocurre es que con el calor estival, una parte sustancial de esa agua se pierde, se evapora, y es cuando comienzan los problemas de sequedad, de rotura y falta de elasticidad. David Lesur, del salón de belleza David Künzle en Madrid (Ponzano, 42) lo tiene muy claro: “El  verano es el momento ideal para recargar de energía nuestro cabello. Principalmente, aconsejo aprovechar las vacaciones para olvidarse de la plancha, el secador o la laca, así como todo lo que forma parte de esa rutina diaria y tan tediosa a veces. En verano, debe prevalecer lo natural, las prioridades para un buen estado capilar deberían ser cinco: la protección, la hidratación, el brillo, la detoxificación y una dieta saludable y rica en aceite de oliva virgen extra, verduras, frutas, hortalizas, semillas y frutos secos”.

También es muy importante escoger productos adecuados que aporten una hidratación extra, como mascarillas, sprays, champús y acondicionadores con presencia de keratina y pantenol, así como proteger el cuero cabelludo con algún tratamiento (por ejemplo el Scalpsync de Matrix) y prestar una atención especial a los reparadores, ya que las puntas tienden a abrirse y secarse en demasía con el calor: “Puede ser muy bonito el efecto del sol sobre las melenas en verano, pero para las largas exposiciones aconsejo usar filtros solares en gel, crema, o spray, evitar productos con silicona y privilegiar los aceites naturales sobre otros. Además, siempre debe aclararse el cabello con agua abundante después de la piscina o la playa, para después aplicar un buen acondicionador y/o mascarilla que sea sobre todo nutritiva” – recalca Lesur.

Otra de sus recomendaciones es dejar el cabello más suelto, más libre, que se seque de manera natural una vez tratado tras ser expuesto al sol, la salitre marina, el cloro de la piscina u otros agentes externos y nocivos para el pelo: “Y si lo tenemos a mano, usar gel de aloe vera puro para regular los niveles de grasa, humedecer las fibras y evitar la caída capilar. Es un estupendo fungicida y antibacteriano rico en antioxidantes y mucílagos, perfecto para cabello secos”- matiza el estilista.

Compartir