La diabetes y el deporte, ¿compatibles?

La Diabetes Mellitus (DM) se define como el conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, conocido como hiperglucemia.

Cualquier práctica deportiva que realice un diabético debe efectuarse de forma regular y controlada, así se puede mantener un buen estado físico y psíquico. Al mismo tiempo se consigue un mejor control de la glucemia y una mejor calidad de vida. El ejercicio será un acto agradable y una práctica segura para la persona con diabetes, si se adoptan medidas correspondientes.

Beneficios de la práctica deportiva

  1. Aumenta la utilización de glucosa por el músculo.
  2.  Mejora la sensibilidad a la insulina.
  3.  Reduce las necesidades diarias de insulina o disminuye las dosis de antidiabéticos orales.
  4.  Controla el peso y evita la obesidad.
  5.  Mantiene la tensión arterial y los niveles de colesterol.
  6.  Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.
  7.  Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Compartir