Burrito de pato_Muñagorri (2)

La cocina más “canalla” de Muñagorri

  • El restaurante de origen vasco refuerza su oferta de barra con nuevas propuestas de comfort food, de inspiración viajera, informal y divertida
  • Las novedades incluyen fish and chips, perrito rostbratwurst, burrito de pato, bocatines, hamburguesa de vaca o carpaccio de picaña

En la década de los 70 en el mercado anglosajón empezaron a utilizar el término comfort food para referirse a la cocina sencilla donde lo que importa es la buena materia prima, sin grandes elaboraciones que enmascaren los sabores, con cocciones lentas, donde se vuelve a los orígenes, a la forma más tradicional de cocinar por el puro placer de disfrutar. Eso lo sabe bien Pedro Muñagorri, cocinero y propietario del restaurante Muñagorri, quien refleja, tanto en su carta de barra como de sala, su apuesta por los productos de temporada en elaboraciones sencillas y sabrosas.

Street food gourmet

En la nueva carta de barra ha incorporado pintxos y raciones para compartir inspirados en la cocina callejera pero basada en esta filosofía de comfort food, donde todas las propuestas están elaboradas con materias primas de gran calidad. El carpaccio de picaña rubia gallega con pimienta negra y aceite de ajo, por ejemplo, es uno de los cortes más populares de Brasil, una carne madurada durante 30 o 35 días en seco y de textura muy tierna. El perrito rostbratwurst con pesto y mostaza Pommery (de la localidad francesa de Meaux) se elabora con salchicha de hierbas de tripa natural, asada a la parrilla y servida en una barrita tierna de pan bretzel, ingredientes muy populares en Alemania. Otra de las referencias más conocidas de la cocina inglesa es el famoso fish and chips, que en Muñagorri sirven con chips de remolacha, patata y batata, bacalao y calamares rebozados a la andaluza, y crema de anchoas.

La cocina callejera de México, por su parte, tiene entre sus tentempiés más famosos los burritos, aunque en esta ocasión, Pedro Muñagorri realiza un guiño a los talos tradicionales de los caseríos del País Vasco-francés, sirviendo burrito de pato confitado y puerros sobre un talo de maíz. Y entre esos platos callejeros no pueden faltar los bocadillos. Por un lado las referencias al más popular entre los madrileños, el bocadillo de calamares, que se sirve en versión “txiki” con un mollete de calamares presentado con alioli de ajos asados y perejil en pan horneado al momento. A esa oferta de platos más informales se suman los bocadillos que triunfan en la carta de barra, como el bocatín de ternera guisada con Idiazábal y piparras o los bocatines donostiarra y de jamón ibérico. Con todas estas novedades, la barra de Muñagorri vuelve a ser un punto de encuentro de la buena mesa en versión fast good.

Dirección: c/ Padilla, 56. Madrid

Teléfono: 91 401 47 41

Horario: De 12:00 a 16h y de 20h a 23h. Cierra domingos noche y lunes noche.

Web: www.munagorrirestaurante.es

Facebook:www.facebook.com/munagorrirestaurante

Twitter: @RestMunagorri

Compartir