La cirugía no es la única técnica contra la obesidad

Las técnicas para combatir la obesidad aumentan en paralelo al incremento de población obesa en la mayoría de países.

Desde EEUU llega una nueva técnica (Método Aspire) destinada a tratar la obesidad grave sin cirugía mediante un procedimiento que permite al paciente extraer parte de las calorías ingeridas. Tras las primeras intervenciones, realizadas en Barcelona, hace más de un año, los resultados son muy alentadores con respecto a la efectividad del método: doce  meses después de su colocación, los pacientes han experimentado una reducción media de peso de más del 40%. Te lo cuenta en Dr. Espinós en este número de MASS Bienestar.

Compartir