ISABEL ZAPARDIEZ SE REINVENTA EN SU NUEVA COLECCIÓN 2017

  • Presenta 30 looks integrales con una gran riqueza de tejidos y un trabajo técnico muy complejo
  • Incluye su primera colección de bolsos, colección de zapatos y una innovadora propuesta de tocados a partir de la boina tradicional, con 26 diseños distintos
  • En la colección se integran todos las señas de identidad de la marca con un nuevo enfoque, mirando hacia el futuro

Isabel Zapardiez ha sorprendido sobre la pasarela de la Barcelona Bridal Fashion Week con un desfile muy impactante y una colección muy completa en la que ha reinventado su estilo, manteniéndose fiel a su propuesta Couture.

El fashion show, titulado “la sombra de Venus” ha contado con una puesta en escena muy cuidada en la que se ha materializado este nuevo enfoque, con el D.J Alex del Toro pinchando en directo y acompañando a las modelos al ritmo de una música muy envolvente. Sobre la pasarela se ha trasladado la inspiración de la nueva colección en múltiples elementos: la transición de la luz a la sombra, el extraordinario fenómeno de alineación de Venus entre la tierra y el sol, la simbología de los momentos irrepetibles, la lucidez en un instante de cambio…todo ello se expresa en una mujer con una presencia imponente pero sutil, una mujer cosmopolita y muy actual. Así irrumpe en la pasarela la primera modelo, con una declaración de intenciones; vestida con un pantalón pitillo en brocado de seda y una chaqueta smoking, llevando en la mano un bolso perteneciente a la primera colección de la marca, con un ramo de flores dentro.

En la secuencia del desfile se van presentando las distintas propuestas para el 2017 que incluyen hasta 30 looks integrales, con todos sus elementos diseñados y confeccionados por Isabel Zapardiez. Siguiendo su estilo, la diseñadora propone una libre interpretación de las prendas según la mujer que los vaya a vestir, dejando a la elección personal utilizarlo como vestido de novia o en una ocasión especial.

En la visión de Isabel Zapardiez la novia es, ante todo, mujer. La colección profundiza en el concepto de imagen total, llevando todo el abanico de prendas del vestuario femenino al universo Couture. Se reinterpretan piezas como el mono, la capa, el trench o el smoking para crear propuestas con plus de funcionalidad, originalidad y glamour, en una recreación de mujer urbana y cosmopolita. La variedad se acentúa con un amplio abanico de formas y volúmenes para construir una secuencia de diversidad.

Destaca la riqueza de tejidos, con una acusada sensación de texturas y contrapuntos, lo que conlleva una compleja elaboración técnica que el equipo de la marca ha realizado de forma totalmente artesanal. Satenes de seda, brocados ligeros, bordados, encaje y plumas conviven con naturalidad, aportando sensaciones etéreas pero con fuerza.

En cuanto a colores, la diseñadora nos propone un viaje del blanco al negro, siempre con una acusada sensación de luz y tocando las distintas tonalidades intermedias, como el gris, el gris perla y el beige.

Se aborda una visión integral con las colecciones de bolsos, zapatos y tocados, con los que construye una mujer muy plural.

La primera colección de bolsos de Isabel Zapardiez se ha concebido como piezas representativas de la casa, con dos modelos y tamaños de bolsos de diario exquisitamente confeccionada en materiales, fornituras y detalles.

La nueva colección de zapatos va en sintonía con el predominio de las texturas, con diseños que incluyen plumas y encajes, destacando los stilettos, las sandalias y el zapato abotinado, formando parte relevante del conjunto.

Los tocados son una nota de gran espectacularidad, aportando un enfoque creativo y muy innovador con la colaboración de la firma centenaria Boinas Elósegui, especialista en boina tradicional a nivel mundial. Isabel Zapardiez lleva a esta prenda a ocupar un nuevo espacio en la moda femenina, avanzando un concepto estético único. Sobre la pasarela, avanzan las siluetas femeninas coronadas con sus esféricos tocados que incluyen 26 diseños distintos.

Para finalizar el show se presenta una propuesta de marcada inspiración oriental en blanco y negro, con una gran capa blanca en drap triple de seda forrada en negro en su interior, envolviendo un vestido negro íntegramente en pedrería. Luces y sombras en completa armonía.

El desfile ha contado con una gran afluencia de público y un nutrido grupo de amigos y colaboradores de la diseñadora, como el cantante Mikel Erentxun con quien comparte inquietudes e inspiración en los campos de la música y la moda. Isabel Zapardiez destaca la labor de equipo en toda la creación y preparación del desfile: “Tenemos unas sensaciones muy positivas por la estupenda respuesta del público pero también por la propia preparación del show, que ha sido como una puesta en común de talentos: Alex del Toro, Boinas Elosegi, la Agencia Patio, todo mi equipo…sin duda el éxito ha sido formar un buen equipo que ha trabajado con ilusión y entusiasmo.”

Compartir