Hotel La Vella Farga, una masía del S.XI convertida en hotel de lujo

La Vella Farga, un hotel con un encanto único en plena naturaleza donde el lujo es encontrarse con aquello esencial

  • Una antigua masía del S. XI restaurada y decorada por los propietarios alberga este acogedor y exclusivo hotel de 13 habitaciones ubicado en el Pre-Pirineo catalán.
  • Rodeado de prados y bosques, el hotel es un oasis de paz donde el silencio, la calma y el confort convierten la estancia en una experiencia inolvidable.

El hotel se encuentra en Lladurs, un pueblecito de la provincia de Lérida de poco más de 200 habitantes situado a tan solo una hora y media de Barcelona, en la conocida como comarca de las mil masías. Emplazada en una gran explanada con vistas a los cuatro vientos, La Vella Farga destaca entre ellas como una de las mejores muestras de la masía tradicional catalana.

Tras una cuidadosa reconstrucción que culminó en 2015, la antigua edificación de 1.036, los establos y la bodega han dado paso a un precioso hotel con encanto que conserva los elementos y estructuras originales como la arquitectura de piedra, los contrafuertes que apoyan los gruesos muros y los suelos de madera.

De estilo sofisticado y contemporáneo, el proyecto de interiorismo es obra del matrimonio propietario, que ha decorado con sumo esmero y cuidado todas las estancias y espacios comunes del hotel a partir de muebles restaurados y piezas de anticuario. Destacan un antiguo armario de 1784, una bañera de mármol de 1900 o un retablo barroco que preside la cama en una de las habitaciones.

Las habitaciones son todas muy luminosas, cómodas, tranquilas y con espectaculares vistas a la naturaleza. De entre 23 y38m2, algunas tienen terraza, porche o incluso jardín privado y están dotadas con todas las comodidades de un hotel de lujo. Llevan cada una el nombre de los antiguos moradores de la masía, habitada tradicionalmente por el matrimonio, los hijos, y algún otro familiar, allegado o trabajador de la finca como podían ser la tía, el cura, el obispo, la profesora o el mozo que ayudaba en los trabajos de la casa. Cada una está decorada y amueblada de manera diferente y es el resultado de una perfecta harmonía entre una arquitectura medieval, suelos de madera, amplios baños.

En los magníficos exteriores de La Vella Farga se encuentra la espectacular piscina desbordante climatizada con vistas al inmenso verde que rodea la finca. El jardín es un oasis de paz y belleza donde árboles agua, luz, madera, piedra y hierro se combinan en perfecta harmonía para crear este espacio único, un lugar rodeado de campos y bosques milenarios, donde la historia y el diseño caminan de la mano.

El Restaurante de La Vella Farga ofrece una propuesta gastronómica basada en una cocina de autor, atrevida y con productos de proximidad e ingredientes naturales.

Como miembro de la exclusiva Unique Hotels, La Vella Farga trabaja en un nuevo estilo de turismo de lujo basado en la calidad de los servicios y experiencias enriquecedoras, desde la base del confort y el servicio familiar.

Compartir