ZALLA

Gastro-planes para septiembre

  • Los próximos días 17 y 18 de septiembre la localidad vizcaína de ZALLA acogerá una nueva edición con actividades culinarias para toda la familia
  • El chef Paul Ibarra, del restaurante Los Fueros, será nuevo Embajador de la Cebolla Morada, tras Eneko Atxa (2014) y Álvaro Garrido (2015)

Por tercer año consecutivo, la localidad vizcaína de Zalla, en la comarca de Las Encartaciones, vuelve a vestirse con gorro y delantal para acoger una nueva edición del Festival Gastronómico Enkarterri, un encuentro que se celebrará en los jardines del ayuntamiento los próximos días 17 y 18 de septiembre. Durante todo el fin de semana están programadas numerosas actividades para niños y mayores, con el fin de abrazar las cualidades de una dieta saludable, conocer en profundidad productos de la zona y acercarse a otros puntos de interés gastronómico, tanto vizcaínos como de comarcas invitadas.

Paul Ibarra, Embajador de la Cebolla Morada de Zalla

1El producto icónico por excelencia de esta localidad es la cebolla morada, cosechada entre los meses de julio y agosto en la mayoría de casos por los baserritarras y siguiendo métodos de cultivo tradicional. Esta hortaliza es miembro de la Asociación Slow Food, que promueve el consumo de proximidad y los métodos de cultivo respetuosos con el medio ambiente. Por este motivo, el ayuntamiento nombra cada año Embajador de la Cebolla Morada de Zalla a un chef de reconocido prestigio, que utilice este producto de forma habitual. Tras Eneko Atxa (restaurante Azurmendi) en 2014 y Álvaro Garrido (restaurante Mina) en 2015, este año el título lo ostenta Paul Ibarra, del restaurante Los Fueros; el restaurante decano de Bilbao abierto en 1878 y punto de encuentro del Casco Viejo por su oferta basada en la tradición y excelencia de la materia prima.

Mahón, la comarca invitada

Cada año el Festival Gastronómico Enkarterri invita a una comarca a acercar sus  cualidades gastronómicas a los asistentes y este año es el turno de la ciudad menorquina de Mahon, cuyo producto estrella, el queso, también será uno de los destacados en la marca invitada de este año, la Ruta Europea del Queso, que incluye elaboraciones de 9 municipios de 5 regiones europeas: Casar de Cáceres, Mahó-Mahon, Ripoll, Cabrales e Idiazábal.

Experiencias gastronómicas para todos

2Durante todo el fin de semana el ayuntamiento ha organizando divertidas actividades para toda la familia. Los más pequeños disfrutarán de talleres a su medida en Txiki-txoko, como aprender a hacer magdalenas, galletas, talo, piruletas de chocolate, algodón de azúcar o tarta de golosinas. En la edición del año pasado participaron cerca de 700 niños y este año la organización prevé superar esa cifra, ya que debido a la gran acogida, el Ayuntamiento ha tenido que aumentar el número de plazas. Además, se promocionarán otras actividades que organiza el propio ayuntamiento de Zalla durante todo el año, como aprender a hacer tu propia putxera, tu propio pan, talleres con productos del mar, gastronomía en miniatura o conocer de cerca las labores del campo y ser ganadero o pastor por un día.

Catas comentadas y visitas a empresas

3Además, a través de catas comentadas, los asistentes podrán acercarse a los productos autóctonos, como txakolí, quesos, la Gilda del norte, chocolates, cerveza, algas, conservas o vermuts, en espacios habilitados en los jardines del ayuntamiento. Y quienes prefieran las visitas en el lugar de origen, el Festival Gastronómico Enkarterri también ha organizando visitas de una hora de duración a diversas empresas, como finca ecológica, fábrica de cerveza, huerto de cebolla morada, bodegas o visitas a viñedos donde se elabora txakolí. Precisamente los vinos tienen su propio rincón en los jardines del ayuntamiento, como la Vinoteca o El Sendero del Cava, donde se descubrirán los secretos de este espumoso mientras se disfruta de la música de un pianista tocando en directo.

Fuera del recinto del ayuntamiento, 15 establecimientos participarán en “la ruta del pintxo”, que durante todo el fin de semana ofrecerán un pintxo y un txakolí a un precio de 3 euros.

Por si todo esto fuera poco, la Fundación Eroski desarrollará juegos educativos orientados a fomentar los hábitos de vida saludables y, por otro lado, la panadería Crosta realizará un txoripan gigante que venderá por porciones al precio de un euro y cuyos beneficios destinará a un proyecto solidario en Gambia.

Colaboran:

Colaboran

    

Compartir