entrenatudescanso

Entrena tu descanso

El estrés es uno de los principales enemigos del deportista y también del sueño. Actualmente, el 30% de la población tiene insomnio y en parte, es provocado por el estado de estrés general. El deportista sabrá que tiene estrés porque su cuerpo no responde al entrenamiento, el rendimiento no mejora o empeora, ya que las señales que deberían aparecer en el periodo de descanso no llegan o son insuficientes y se desajusta su homeostasis.

Ahora sabemos que una mala noche provoca fatiga en el sistema nervioso central. Al día siguiente las señales nerviosas no viajan a la misma velocidad provocando pérdida de reflejos, de atención, de rendimiento físico y mental. Por ello os dejamos 10 consejos para dormir correctamente:

  1. Crea hábitos y entrena a favor y no en contra de tu reloj biológico. El sueño responde muy bien a los hábitos igual que el entrenamiento, cuanto más cíclico sea tu día a día más rendirás en el sueño y el entrenamiento.
  2. Aléjate de los malos.No tomes bebidas excitantes en exceso, ni tabaco, alcohol o drogas, no sólo es cuestión de prudencia y salud, también perjudican el sueño y provocan insomnio.
  3. Pide ayuda para dormir bien. Si crees que tienes un trastorno del sueño acude a tu médico de cabecera. El 30 % de las personas tienen un sueño insuficiente, si eres uno de ellos revisa tus hábitos.
  4. Disfruta del deporte sin estrés.Si no eres profesional no permitas que llegue un día en que odies el deporte. Más entrenamiento no significa mejorar, porque causa estrés.
  5. Práctica deporte al aire libre y de día.Mejor con luz solar y no más tarde de las 20:00. Tu reloj biológico se pone en hora con el sol, por eso exponerse al sol diariamente mejora tu cronorregulación.
  6. No veas pantallas de luz brillante dos horas antes de irte a la cama.La luz brillante inhibe la melatonina, sobre todo la luz azul Puedes usar filtros de garantía especiales para que tu móvil o tu tableta no te provoquen insomnio.
  7. Haz de tu habitación un lugar perfecto para dormir.Aísla tu habitación de ruidos, luz y cambios bruscos de temperatura y humedad.
  8. Cuidado con lo que comes y bebes antes de dormir.No es conveniente que bebas líquidos una hora antes de ir a dormir ni hagas una cena pesada.
  9. Evita el estrés emocional antes de ir a dormir.Evita conversaciones que te alteren por la noche. hablar por teléfono antes de ir a dormir, intentar resolver problemas complejos o discutir, perjudica el sueño profundo.
  10. Invierte en un colchón y una cama correcta para ti, y úsalos sólo para dormir… y tener sexo. Hoy en día hay colchones especiales para deportistas, con soportes viscoelásticos y ergonómicos, tejidos especiales para controlar la temperatura y mejorar el rendimiento, e incluso con funciones que actúan como un masaje descontracturante, capaces de proporcionar confort sin forzar posturas que agarrotan tu cuerpo cada mañana. Y olvídate de leer, consultar el whatssap, o ver la tele en la cama. Tu mente y tu cuerpo deben asociara la cama a dormir, no a estar en activo.

Compartir