10407316_10153053657950325_6238267354054895149_n

El perro, un miembro más de la familia

El mejor amigo del hombre, el perro, se ha convertido en un miembro más de la familia. En Gijón hay censados 21.809, una cifra superada por muy pocas ciudades. Pero no sólo ellos; gatos, iguanas, tortugas… El mundo de las mascotas ha crecido considerablemente en los últimos años.

Cuando un perro salta y mueve la cola al ver a su dueño es interpretado como un signo de afecto, pero ya que los animales no pueden hablar, ¿esto es así?

Científicos norteamericanos comenzaron a evaluar las emociones de los perros mediante escaneos del cerebro del animal y a partir de allí evaluaron sus respuestas a diferentes estímulos olfativos.Conocido es que el perro tienen en el olfato uno de sus sentidos más desarrollados, por lo que la elección parecía lógica. Y así fue.

Los resultados parecen obvios: los perros tienen una relación afectiva recíproca con sus dueños, pero a la vez se sienten parte del núcleo familiar. Es más, los perros confían mucho más en los humanos que en los de su propia especie a la hora de buscar afecto y protección.

La vinculación afectiva con sus dueños es mucho más importante para un perro, que para cualquier otra mascota. No por casualidad son los únicos animales no primates que miran a los ojos.

Compartir