babyrunning

El fenómeno babyrunning

Los nuevos papás y mamás han descubierto una nueva fórmula para ponerse en forma y recuperar el tipo tras el embarazo. Se trata de un nuevo fenómeno, el babyrunning, que básicamente, consiste en salir a correr por el parque mientras empujas el cochecito del niño. En Londres y Nueva York ya es todo un deporte nacional y, seguro, que en tu ciudad no tardarás en ver a los primeros valientes en lanzarse a la aventura. De hecho, en Madrid se acaba de celebrar la I Edición de Babyton, una carrera creada por Runin y apoyada por la marca Bugaboo, con el fin de disfrutar de un estilo de vida sano en familia. Aquí van algunas recomendaciones básicas para correr con carrito:

  1. Hazte con uno de los carritos especiales de tres ruedas que existen en el mercado.De esta manera, no sólo garantizarás al pasajero abordo un paseo sin ajetreos; si no que te sentirás más cómoda a la hora de correr.
  1. Prepara tu equipación y la de tu bebé.Ten siempre en cuenta que tu sesión de running ahora es compartida y que puede que esa personita que llevas en el cochecito tenga frío, hambre o simplemente no le apetezca correr ese día. Lleva varias capas de ropa, agua, etcétera. Si llora, no hay más que hablar, es el momento de volver a casa.
  1. ¡Que no se te olvide estirar! Practicar el running con carrito trabaja en profundidad la parte superior del cuerpo: trapecios, tríceps y paravertebral. No hace falta decir que también tonificarás glúteos y piernas. Además de estirar correctamente estos músculos, se recomienda empezar corriendo a intervalos: corre un minuto y camina dos; y siempre deja un día o dos de descanso entre salida y salida.
  1. Evita las malas posturas al correr. El error más frecuente es inclinarnos hacia delante, ya que, de esta manera, perdemos el control. Hay que conseguir mantener una posición vertical y sujetar el carro con las dos manos, pero sin apretar demasiado para que los antebrazos no sufran.

Compartir