El deporte incontrolado puede dañar tu corazón

La fiebre por el running y la tendencia a practicar cada vez más deporte han hecho que aparezcan algunos problemas de salud, sobre todo en lo relativo al corazón, que se pueden evitar si se toman las medidas necesarias. La ecocardiografía es una herramienta indispensable para conocer el estado en que se encuentra el corazón de la persona que realiza de forma continua deporte. Se sabe que el ejercicio físico es bueno para la salud, pero éste tiene que ser en su justa medida, ya que diferentes estudios han puesto de manifiesto que el ejercicio incontrolado favorece la aparición de arritmias.

Los especialistas afirman que hacer actividad física tres veces por semana en sesiones de unos 20 minutos a una intensidad intensa o 30 minutos cinco veces por semana de una actividad más ligera es más que suficiente para mantener un buen estado de salud.

Como cada vez son más los que se suman a las carreras populares y a las maratones, no se puede bajar la guardia y hay que recordar los signos de alarma ante los cuales se recomienda reducir el ritmo y visitar a un cardiólogo. Estos son:

  1. Sensación de que el corazón late de forma irregular
  2. Presencia de dolor en el pecho
  3. Mareos o sudor frío

Los daños que se producen en el corazón tras hacer deporte intenso e incontrolado pueden no ser reversibles. Aún quedan muchas preguntas por contestar, pero lo que sí que es un hecho constatado es que el ejercicio intenso produce unas arritmias y que hay alteraciones en el corazón reversibles. Por eso, se recomienda hacer un estudio de imagen cardiaca superados los 45 años.

Una recomendación importante, según los especialistas, es concienciar a las mujeres sobre la práctica más habitual del deporte. Las estadísticas demuestran que sólo el 25% de las mujeres practican ejercicio habitualmente, por lo tanto, la mortalidad por causas cardiovasculares va a afectar a una de cada cuatro mujeres.

Compartir