Pasta

Barilla conmemora el Día Mundial de la Pasta

Barilla hace un recorrido por los 10 platos más tradicionales de pasta italiana

La pasta es uno de los platos más habituales en las mesas de muchas familias. Su versatilidad y propiedades nutricionales la han convertido en uno de los productos y platos imprescindibles en el día a día de los consumidores.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Pasta, una fecha escogida para reconocer este alimento consumido y apreciado  en todo el mundo por su capacidad nutritiva y energética. Este día se celebró por primera vez en 1955 con la celebración del primer Congreso Mundial de Pasta que tuvo lugar en Roma.

Barilla, líder en el mercado mundial de pasta que comercializa en España pasta y salsas, quiere unirse a esta efeméride haciendo un recorrido por los más típicos de cada región, provincia o pueblo que elabora la pasta con ingredientes propios y mucha tradición. Proponiendo los 10 platos más tradicionales de la pasta italiana.

  1. Spaghetti Aglio, Olio e Peperoncino (Ajo, Aceite y Guindilla): Procedente de la región de Abruzzo, región centro – meridional de Italia, es un plato clásico de la gastronomía italiana, de origen humilde.  Elaborado con base de aceite de oliva, ajo y guindilla.
  1. Penne rigate all’Amatriciana: Procedente de la región del Lacio, región administrativa de Italia central, es una de las salsas más tradicionales de la cocina italiana, originaria de Amatrice, ciudad que se encuentra en la provincia de Rieti (en la región del Lacio).
  1. Penne Rigate all’Arrabbiata: Se trata de una preparación con esta salsa típica de la cocina italiana, en concreto de la ciudad de Roma. Su nombre proviene del italiano arrabbiato, que quiere decir “enojado, furioso”, haciendo referencia al sabor fuerte que la caracteriza.
  1. Spaghetti alla Carbonara: Plato de pasta italiano originario del Lacio, concretamente de Roma. Los espaguetis son la pasta generalmente más utilizada en Italia; sin embargo, este plato también se puede preparar con fettuccine, rigatoni o bucatini.
  1. Spaghetti alla Puttanesca: Procedente de la zona napolitana, tiene diferentes teorías alrededor del origen de su nombre de lo más pintorescas y sí, algunas en relación a las prostitutas, como la que dice que los colores vistosos de este plato recuerdan a aquellos con los que estas profesionales se vestían para llamar la atención de su clientela o que, tratándose de un plato rápido, las prostitutas tenían tiempo de prepararlo para comer algo entre cliente y cliente.
  1. Fusilli alla Norma: Plato tradicional de la cocina siciliana, muy celebrado en la ciudad italiana de Catania. Su nombre es un homenaje a Vincenzo Bellini y su ópera prima “Norma”.
  1. Farfalle al Pesto alla Genovese: Su nombre procede de la palabra genovesa “pestare”, que significa “machacar en un mortero”. Un plato originario de Génova, al noroeste de Italia. Se cree que procede de una salsa que utilizaban los pescadores para la conservación de los alimentos y cuyos ingredientes incluían aceite, tomate, ajo y vinagre.  Debido al enorme tráfico de barcos que entraban y salían del puerto de esta ciudad, la receta se expandió rápidamente por toda Italia y comenzaron a aparecer variantes con ingredientes regionales. 
  1. Lasagne al Ragú Bolognese: Una receta de origen griego/italiano. Es un primer plato caliente que se suele comer en invierno o en días fríos de primavera.
  1. Macarrones Mari e Monti: Elaborada con base de marisco y champiñones, son uno de los platos más tradicionales de todo el país.
  1. Bavette alle Vongole in Bianco: un plato de pasta muy tradicional de la cocina napolitana, es más tradicionalmente denominado vermicelli con le vongole. Se fundamenta en el sofrito de ajo y aceite de oliva virgen extra y almejas.

Barilla propone esta selección de platos que recogen la mejor selección tradicional de la pasta italiana, un alimento que se ha convertido en un indispensable de la gastronomía de este país. Italia es el país del mundo donde más pasta se consume y el mayor productor del mundo.

La pasta es uno de los alimentos más característicos de la dieta mediterránea. Un alimento nutritivo, energético y económico, del cual no se conoce exactamente su origen. Algunas teorías sitúan su origen en China, en el mundo árabe o en el Mediterráneo. Mientras siempre hemos creído que fue Marco Polo quién trajo este alimento a Europa, algunos datos señalan que ya se consumía en diferentes formas desde muchos años antes en algunas regiones de Italia.

Compartir