CUATRO RECETAS CON PAN PARA DISFRUTAR LA SEMANA SANTA

Al igual que sucede durante los meses de verano, las grandes ciudades quedan prácticamente desiertas con la llegada de la Semana Santa. Pese a que cada vez un mayor número de personas se decantan por desconectar de la rutina diaria viajando a zonas de costa, la inmensa mayoría acude a sus pueblos a disfrutar de unos días en familia.

Es aquí donde tradición, familia y gastronomía se combinan para volver por un instante al pasado y conmemorar sabores que hace meses e incluso años que no recordábamos. Uno de los grandes protagonistas de estas fechas es el pan, un alimento que no debe faltar en una dieta equilibrada por sus propiedades nutricionales beneficiosas para la salud. A continuación te mostramos algunas de las principales recetas con pan para Semana Santa:

  • Sopa de pan: es una receta clásica, de las que elaboraban hace más de 50 años nuestras abuelas, que sigue conservando su sabor único. Para elaborar este económico primer plato solo se necesita una barra de pan, aceite de oliva, perejil, unos dientes de ajo y cebolla. Así, en primer lugar deberás partir el pan en pequeños trozos, tostarlo ligeramente en una sartén a la que se ha echado aceite de oliva y hervir la cebolla en agua durante 20 minutos. Finalmente solo hay que añadir el ajo y perejil al pan, verter el caldo sobre él y dejarlo reposar durante 15 minutos. Se trata de un plato bajo en calorías que favorece la hidratación.

sopa

  • Pastel de salmón: acostumbrados a que el bacalao aparezca en todo tipo de recetas durante la Semana Santa, el pastel de salmón es algo novedoso que puede servirse en aperitivos y en segundos platos, y que gracias a su alto contenido en Omega 3 ayuda a bajar la presión arterial. Para prepararlo solo se necesitan varias rebanadas de pan de molde que hay que forrarlas de lonchas de salmón, a las que se añade otra capa de pan y salmón picado con mayonesa. Una vez finalizada esta receta ligera que favorece la digestión, se recomienda enfriar durante 30 minutos. 

Salmon

  • Albóndigas de pan: suelen formar parte del típico potaje de Semana Santa compuesto por garbanzos y espinacas. Para elaborarlas, en primer lugar hay que cortar el pan en finas rodajas, sofreír rápidamente cebolla, ajo y perejil en una sartén y calentar leche en otra. A continuación se añade pan a esta última y una vez esté blando se incorpora a un bol con huevo para obtener una masa a la que dar la forma de albóndiga. Finalmente, y tras moldearse, se agregan a la olla del potaje y se dejan hirviendo durante 15 minutos mientras se impregnan de sabor. 

albondigas

  • Torrijas: es el dulce típico de la Semana Santa, elaborado con pan, leche, canela, huevo y azúcar, aunque este último puede sustituirse por vino. La clave de una excelente torrija se encuentra en la elección del pan, que debe ser de miga consistente para que admita más leche sin llegar a romperse. Aunque puede convertirse en un plato fuerte, ya que las rebanadas de pan son fritas en aceite de oliva tras empaparlas en leche y pasarlas por huevo, las torrijas aportan proteínas, minerales como el calcio y el potasio y diferentes vitaminas al organismo. El último paso antes de disfrutar de esta receta consiste en esparcir azúcar por el conjunto de su superficie.

Torrija

Apuesta por un estilo de vida saludable en el que el pan pueda formar parte de tu dieta balanceada con total naturalidad. ¡Es uno de los grandes desconocidos!

Compartir