Cuando la alimentación ayuda a conseguir el sueño de ser padres

Cuando la alimentación ayuda a conseguir el sueño de ser padres

Apostar por una dieta mediterránea, completa y variada, y consumir las 2.000 calorías diarias que el cuerpo necesita aportará toda la energía y los nutrientes necesarios para preparar nuestro cuerpo para el embarazo. Los expertos de la Clínica Internacional de Fertilidad ProcreaTec nos demuestran como una buena alimentación e hidratación maximizará nuestra fertilidad.

La obesidad es un serio problema de salud pública que cada día afecta a más personas.

El peso corporal tiene una gran importancia a la hora de dar un diagnóstico a una pareja sobre su nivel de fertilidad, ya que el 39,3% de la población española de entre 25 y 50 años padece sobrepeso y un 21.6% es obesa.

Un índice de masa corporal por encima de 30, puede afectar a la fertilidad causando desequilibrios hormonales y problemas con la ovulación. También tenerlo por debajo de 18.5, puede producir alteraciones en la misma. Pero esto no solo influye en las mujeres, sino también puede afectar a la fertilidad masculina. Existen investigaciones que revelan que la obesidad afecta un 40% de los hombres en nuestro país, produciendo un menor recuento de espermatozoides y concentración espermática menor.

Es por ello, que se aconseja llevar una dieta mediterránea que ayude a preparar nuestro cuerpo para conseguir ser lo más fertiles posibles. “Un aporte suficiente de nutrientes como calcio, hierro y proteinas, ayudará al organismo a preparar nuestro cuerpo para el embarazo”, afirman los expertos de ProcreaTec.

Sin embargo, existen dos casos muy diferentes sobre el peso de la futura mamá:

  • Llegar al embarazo con sobrepeso. Esto puede producir complicaciones tales como infecciones, diabetes gestacional, problemas en el parto, problemas para el futuro bebé, mayor índice de cesárea, incluso un aumento de abortos espontáneos.
  • Aumentar de peso durante el embarazo. El aumento de peso durante el embarazo es totalmente normal, “engordar alrededor de un kilo al mes es lo ideal, si una mujer empieza el embarazo con un peso normal debe de engordar alrededor de 10 kilos”, destacan desde ProcreaTec. No obstante, hay situaciones en la que se originan de forma patológica los cuales producen un aumento considerable de peso en forma de líquido, el cual se eliminará tras el parto.

En resumen, recuerda que el peso y la fertilidad van de la mano, que no se trata tan solo de una cuestión de estética, sino de tu salud y de vuestro futuro como padres. El equilibrio y el peso saludable es lo mejor para mantener una buena salud y tener la fertilidad en orden.

Compartir