Clínica Trasplante de Pelo de los doctores Julio Millán y Ramón Vila-Rovira

Hoy en día la alopecia es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, y aunque la pérdida del pelo en la cabeza es la que mayor demanda genera, no es esta zona la única que puede verse afectada por esta causa. Ya sea por el paso del tiempo, problemas de salud de diversa índole o traumatismos que afectan al folículo (cicatrices, traumatismos, etc), otras áreas normalmente pobladas pueden demandar un trasplante capilar de igual modo. En la Clínica Trasplante de Pelo de los doctores Julio Millán y Ramón Vila-Rovira, se da respuesta a este problema con una de las técnicas más avanzadas, la técnica F.U.E. Esta técnica que ofrece los mejores resultados de manera permanente en la cabeza, también se puede realizar en cejas, patillas, pestañas, bigote, pubis…, y otras áreas que por distintos motivos hayan quedado despobladas ofreciendo los mejores resultados.

¿EN QUE CONSISTE EL AUTO-TRASPLANTE?

El auto-trasplante consiste en una redistribución, sistemática y artística, de los folículos pilosos mediante la introducción de pequeños injertos de cuero cabelludo. Estos injertos contienen grupos de uno, dos, tres o cuatro folículos, las llamadas “unidades foliculares”. Los injertos se obtienen de la zona posterior o lateral del cuero cabelludo o zona donante. Tras prepararlos minuciosamente bajo el microscopio, son introducidos cuidadosamente mediante micro-incisiones en las zonas calvas, de escaso pelo o zonas receptoras. Las áreas de la zona donante siguen creciendo de manera natural y no se ven afectadas.

TÉCNICA F.U.E. (Folicular Unit Extraction)

La Clínica Trasplante Pelo de los Doctores Vila-Rovira y Millán, con el objetivo de ofrecer los mejores resultados, ha depositado su confianza, profesionalidad y conocimientos en la Técnica F.U.E. Siendo una variante quirúrgica de la técnica de Micro-trasplante folicular, resulta más avanzada gracias a su metodología, que consiste en la extracción de manera individual de los folículos de la zona donante sin necesidad de puntos, sin dejar cicatrices y siendo indoloro. Ideal tanto para hombres como mujeres.

PROCEDIMIENTO

Dependiendo de la cantidad de unidades foliculares a extraer, el proceso en general podría repartirse en 2 días consecutivos para evitar la fatiga del paciente y reducir el tiempo que los injertos se encuentren fuera del cuerpo, algo que de excederse demasiado podría poner en peligro su viabilidad. Independientemente de realizarse en 1 o dos sesiones, en cada una de ellas se llevarán a cabo tres fases:

FASE 1 – EXTRACCIÓN (entre 1 y 4 horas)

Tras anestesiar la zona donante de manera local, se procede a la extracción, que requiere gran habilidad, experiencia y precisión por parte del cirujano y de los técnicos especialistas. Para la extracción se utilizan micro-bisturís cilíndricos de 0,8-0,9 mm de diámetro.

FASE 2 – PREPARACIÓN (de 2 a 3 horas)

Las unidades foliculares son delicada y minuciosamente extraídas una a una y mediante microscopía de alta resolución (MANTIS) se definen y clasifican según el número de pelos (uno, dos, tres o cuatro). A continuación, se conservan en una placa de Petri en las condiciones adecuadas de temperatura e hidratación para preservar al máximo su integridad antes de ser implantados.

FASE 3 – IMPLANTACIÓN (de 4 a 5 horas)

En este último paso, con ayuda de instrumental de alta precisión (microscopía de 5 aumentos), se injertan las micro-unidades foliculares por el método coreano Implanters; una avanzada aguja acanalada con una guía que se desplaza longitudinalmente a lo largo de la misma e introduce y ancla el injerto en el lugar receptor de manera rápida y precisa, con el ángulo y dirección adecuados para obtener resultados óptimos. El sistema Implanters permite colocar los implantes a la misma profundidad, minimizando el riesgo de foliculitis, y gracias a que la aguja no corta, sino que separa el tejido e introduce en injerto en un movimiento rápido, se evita el sangrado al ser una incisión mucho más anatómica que con un bisturí.

13

VENTAJAS DE LA TÉCNICA F.U.E

  • Ausencia de cicatriz lineal al no realizarse ningún tipo de incisión.
  • Técnica poco invasiva que no altera la sensibilidad.
  • Recuperación post-operatoria de la zona donante más rápida ya que los micro-orificios cicatrizan a los pocos días.
  • Menor manipulación de las unidades foliculares.
  • Permite extraer el número de folículos que se precisen según la necesidad.

POST-OPERATORIO

Se recomienda al paciente que guarde tres días de reposo relativo con aplicación de frio. Lavado diario de la zona donante. Aplicación de sprays recomendados en la zona receptora durante 2-3 días. Antibiótico, analgésico y/o anti-inflamatorio durante 3 días. El equipo médico prescribirá además unas pautas de cuidado y mantenimiento posterior al trasplante.

RESULTADOS

Los folículos pilosos empiezan a crecer a partir de los 3 meses de haber sido trasplantados, aunque no todos crecen al unísono. Será al cabo de un año cuando el paciente podrá observar un resultado definitivo. Este nuevo pelo no se verá afectado por la acción hormonal que pudo generar la caída en las zonas receptoras, ya que proviene de la zona posterior de la cabeza, ajena a los procesos hormonales y/o genéticos que inducen su caída en la parte frontal.

PRECIO: desde 1.500 hasta 4.000  € aprox. El precio dependerá de las particularidades y necesidades del/la paciente.

CLÍNICA TRASPLANTE DE PELO

Dr. Vila-Rovira

C/ Castelló 41, Bajo. 28001 Madrid  Telf: 91 599 66 24

www.institutodelpelo.es

Compartir