Canela, la especia termogénica que ayuda a perder peso

La canela es un termogénico natural capaz de aumentar la temperatura corporal y provocar una serie de estímulos metabólicos relacionados con la quema de grasas y la reducción del tejido adiposo. Además calma la ansiedad, es diurética, ayuda a controlar los picos de azúcar en sangre y previene las caries. ¿Qué más se le puede pedir? 

Los alimentos termogénicos son aquellos que nos ofrece la naturaleza (por ejemplo, también los chiles) para ayudarnos a quemar grasa y adelgazar más rápido. Su secreto está en el incremento de la temperatura corporal a través de un aumento del metabolismo. Se calcula que estos ingredientes son capaces de elevar en alrededor de un 10% la energía necesaria para realizar el metabolismo basal, o lo que es lo mismo, hacen que nuestro organismo gaste más simplemente permaneciendo en reposo total, sin ninguna clase de actividad física.

Sana, natural, versátil y fácil de utilizar

Las propiedades termogénicas son conocidas desde hace mucho tiempo, pero la gran mayoría de alimentos que las producen son difícilmente compatibles con nuestra dieta habitual o bien son fáciles de ingerir en infusiones pero poco más, este es el caso del té verde, el jengibre o la cayena. De hecho, actualmente podemos encontrar en el mercado gran cantidad de suplementos alimenticios artificiales que realizan esta función. La canela sin embargo es un producto natural, fácil de encontrar y muy barato, que puede utilizarse tanto en platos salados como dulces, fríos o calientes.  En el gastrobar Bendita Locura Coffee & Dreams nos cuentan cómo la usan ellos en alguna de sus recetas más reconocidas. El primero que nos ofrecen es la musaka, una especie de lasaña en la que la pasta se sustituye por rodajas de berenjena y como afirma David Monzón: “la canela es lo que la distingue, la que hace que sea verdaderamente especial y diferente. Ese toque entre picante y dulce en un plato salado, nos hace viajar instantáneamente rumbo a Oriente. La especia se percibe pero sin enmascarar el sabor del resto de ingredientes, es lo que le da el punto al plato. En la cocina árabe se usa mucho para condimentar carnes y en nuestros platos del día, muchos de ellos de inspiración internacional, es fácil encontrarla añadida por ejemplo al cous cous de cordero o a algunas recetas de pollo”.

En cuanto al dulce el abanico se abre bastante, pero una buena opción puede estar en decantarnos por la tarta de zanahoria, un postre que destaca por ese punto especiado tan característico del que la canela es uno de los grandes responsables. Si no te gustan los postres contundentes, mejor es tomar un té chai o un café espolvoreado con canela. Para completar el menú con otros platos termogénicos que sumar a la musaka o la carrot cake, puedes buscar en la carta ingredientes como la mostaza o el té verde, presentes en la ensalada de manzana, crispo bacon, queso gorgonzola, nueces y vinagreta de mostaza y naranja, perfecta como primer plato, e infusión de green tea entrada la tarde, manera de ayudar a la pérdida de peso sin apenas darte cuenta.

Compartir

Sin comentarios

Comenta