BROWNIE DESVELA SU NUEVA CAMPAÑA PRIMAVERA-VERANO 2016

La modelo Rocío Crusset protagoniza una sesión fotográfica en Barcelona, ciudad donde Juan Morera y

Mercedes Ortega fundaron la marca de moda en el 2.006

Ayer por la tarde BROWNIE celebró un evento de presentación con doble motivo. La marca de moda joven ha presentado su nuevo corner en El Corte Inglés Castellana de Madrid, espacio que recrea la esencia propia de los tiendas de la firma, cómo también lo hace el nuevo punto de venta en Preciados y muy pronto, las próximas aperturas en ECI Málaga y ECI Murcia.

El reclamo de la presentación ha sido la modelo española Rocío Crusset, quien ha protagonizado la nueva campaña primavera-verano 2016, desvelada también en el acto por BROWNIE.

En plena fase de crecimiento, la marca ha querido centrar su campaña más mediterránea en un homenaje a su ciudad de origen, Barcelona. Esta nueva sesión fotográfica habla más que nunca de la pasión de sus fundadores por el mar y de algunas de las aficiones predilectas de Juan Morera, representadas a través de objetos personales como una motocicleta vintage y una tabla de surf de madera diseñada por él mismo hace casi una década.

En la nueva colección de BROWNIE destacan la tendencia del tie dye, el estilo boho-chic y prendas con estampados gráficos. También, la moda marinera y una amplia línea sporty, siempre bajo el diseño fresco y casual que tanto define el sello de esta marca.

Rocío Crusset, imagen de BROWNIE por segunda vez, se ha mostrado muy satisfecha por su éxito profesional actual. Después de haber vivido una temporada en Londres, ha vuelto a establecer su residencia en Madrid pero no por mucho tiempo. Su próximo destino será Milán aunque los sueños de Rocío están en Los Ángeles, destino en el que le encantaría trabajar sin dejar de lado España, país donde la modelo tiene a los suyos. Crusset es, a sus 21 años, un reclamo internacional y son varios los proyectos que está barajando en el extranjero.

Viajar a su ritmo es duro, dice, pero se adapta muy bien a pasar tanto tiempo fuera de su casa: “disfruto más de mi tierra cuando la visito poquito a poquito”. Quiere casarse y ser madre pero ambos planes le quedan demasiado lejos. Ahora, Roció vive centrada en su carrera y en sus estudios en Dirección y Administración de Empresas, precisamente en la presentación de hoy, ha explicado que tiene exámenes en los próximos días. Confiesa haberse vuelto más responsable y paciente y haber aprendido a cuidarse más la piel y el cuerpo a base de deporte.

Le encanta que le comparen físicamente con su madre, Mariló Montero. De su padre, Carlos Herrera, ha interiorizado que el éxito sólo se alcanza siendo constante. Rocío, cuenta con el apoyo incondicional de su actual pareja, con la que está a punto de celebrar un año de amor. Él, Jaime Soto, también está luchando por hacer de sus sueños una realidad y en estos momentos está grabando un disco junto a su hermano, ambos componentes de la formación musical Mi hermano y yo.

El mundo de Rocío Crusset es la moda y por ahora, descarta el sector de la comunicación pese al legado de su familia. Amante de su ciudad favorita, sin duda, Sevilla, lamenta como la buena andaluza que es tener que perderse la inminente Semana Santa por primera vez.

Crusset, ajena a críticas y a toda polémica, está concentrada en su gente, en su presente profesional y académico y en su colaboración con BROWNIE, marca que admira por su estilo casual y por la naturalidad de sus looks.

Compartir