5 cosas que no sabías sobre los lácteos

¿Su consumo es beneficioso para la piel? ¿Todos los tipos de leche son iguales? ¿Ayudan a hacer la digestión? Abordamos las creencias más extendidas sobre el consumo de lácteos

Existen ciertas temáticas que llaman a la sabiduría popular: el pan, el chocolate, o los lácteos conforman el “top” de alimentos en torno a los cuales hay toda una colección de mitos construida. En su mayoría, estos mitos se convierten en “verdades universales” que se van extendiendo sin saber hasta qué punto son ciertas sus afirmaciones: su aporte calórico, las horas a las que es mejor consumirlos, sus beneficios para nuestro organismo e incluso nuestra apariencia… son factores examinados con lupa desde hace ya tiempo. Pero, ¿cuánto sabemos sobre los lácteos, y qué porcentaje de lo que sabemos es verdad?: Kaiku Sin Lactosa, la gama de productos ligeros y digestivos más amplia del mercado, recopila y analiza las creencias más populares formuladas en torno a los lácteos.

kaiku2 kaiku3

5 cosas que no sabías sobre la leche:

  • El yogur ayuda a hacer bien la digestión… SÍ.

Al contrario que otros alimentos que causan digestiones lentas y pesadas, el yogur ayuda a que el proceso vaya lo más rodado posible gracias a la acción de los probióticos. “Los yogures  con Lactobacillus ayudan a la correcta absorción de los nutrientes al equilibrar la flora intestinal”, comentan desde Kaiku Sin Lactosa. “Además, consumir yogures sin lactosa le ahorra a nuestro cuerpo el trabajo de desdoblar la lactosa, y por tanto las digestiones serán más fáciles”.

  • Todas las leches sin lactosa son iguales… NO.

La leche sin lactosa está viviendo una época dorada: ligeras, digestivas y para todos los públicos. Sin embargo, no todas son iguales: existen leches bajas en lactosa y leches sin lactosa. Las primeras tienen un contenido en lactosa inferior a la leche en su estado natural (desde 0,1g hasta 0,6g por cada 100ml frente a los 4,7 de la leche normal), mientras que la leche sin lactosa tiene un contenido inferior a 0,01g por 100ml, resultando más efectiva en la protección de las digestiones y en la sensación de ligereza proporcionada.

  • Los beneficios derivados de los lácteos dependen de la hora a la que se consumen. SÍ… Y NO.

Los lácteos siempre tienen ciertos beneficios asociados a su consumo (fundamentalmente su aporte en proteínas y nutrientes esenciales) independientemente de la hora a la que se consuman. Sin embargo, sí apreciamos beneficios adicionales al consumir los lácteos sin lactosa a ciertas horas del día: por la mañana, ayudan a controlar el hambre y a no comer por impulso; antes de hacer deporte generan sensación de energía y bienestar; después de la práctica deportiva son fundamentales para la recuperación; y antes de dormir ayudan a reducir el estrés y relajar los nervios.

  • Los lácteos son aliados de belleza… ¡SÍ!

El yogur tiene el privilegio de ser uno de los alimentos con mayores beneficios para el cutis. Al consumirlo, obtenemos las dosis de proteínas necesarias para mantener una piel firme y, por lo tanto, más lisa y resistente a las arrugas.

  • Los distintos tipos de leche saben igual… NO

La leche entera y semidesnatada o desnatada proveen al organismo con los mismos electrolitos y minerales, pero nuestro paladar las recibe de manera diferente. La leche entera tiene un sabor más intenso y apetitoso, con una textura suave; la leche semidesnatada es sabrosa con una textura más fluida que ayuda a saciar la sed. Si son Kaiku Sin Lactosa, las distintas variedades de leche se caracterizan además por una textura más ligera.

Fuente: Kaiku Sin Lactosa

Compartir