Embarazo

4 de cada 10 mujeres de entre 35 y 40 años se piensa tener hijos por miedo a perder el trabajo

Frustración derivada en Tocofobia o miedo al embarazo

4 de cada 10 mujeres de entre 35 y 40 años se piensa tener hijos por miedo a perder el trabajo

  • Aunque se dice que una embarazada a nivel laboral está blindada, la realidad que viven las mujeres es muy diferente
  • Genera frustración y ansiedad por tener que postergar un proyecto vital y puede acabar derivando en una patología si no se trabaja a tiempo

Según datos del INE sobre la encuesta de población activa, cada año se envejece más la sociedad española. Y es que según datos cruzados con las sesiones realizadas en el último año por Coaching Club, más del 45% de las mujeres de entre 35 y 40 años confiesan tener miedo a quedarse embarazadas ante la pérdida del trabajo.

Según Verónica Rodríguez Orellana, Directora y terapeuta de Coaching Club, “En la difícil situación actual, la mujer se ve sometida a una presión extra a la hora de ampliar la familia debido a los efectos que eso puede causar en su carrera profesional. Se trata de una situación que genera un alto nivel de estrés y frustración entre las mujeres”. Y es que según las consultas y terapias relacionadas con este tema se han incrementado un 48% en el últimos año.

Según datos de Coaching Club se trata de un problema que afecta a la mujer en general aunque en las mujeres jóvenes de entre 25 y 33 años convive con menos presión, mientras que en las mujeres mayores se agrava ante la inestabilidad laboral.

No se trata de un problema de mantener económicamente al hijo una vez reincorporada a la dinámica profesional sino que realmente temen que a raíz de tenerlo su carrera se estanque o acabe. Esto genera una frustración en la mujer que puede derivar distintos tipos de crisis entre ellas de ansiedad o depresión ya que su deseo de ser ser madres se ve constantemente postergado a causa de estos temores”, explica la directora de Coaching Club.

Las mujeres jóvenes de entre 25 y 30 años tienden a retrasar su maternidad a no ser que ya se encuentren en situación de desempleo. Aprovechan el momento para ser madres y cuidar los primeros meses de sus hijos. Son conscientes de que tienen tiempo por delante para encontrar trabajo y seguir profesionalmente. Sin embargo esta situación no es la misma en edades superiores a los 35 años.

Según el 43% de las mujeres que asisten a Coaching Club afirman tener miedo a comunicar a su empresa que están embarazadas. No se sienten respaldadas por la ley aunque se asegure estar protegidas. Ya son muchísimos los casos en los que los despidos solapados se producen a la hora en que la mujer regresa de su baja por maternidad Este miedo  hace que la mujer sienta un nivel de presión muy elevado y una sensación de carga que no tiene porque soportar y que aguanta muchas veces, convirtiéndose en ” mujer orquesta” o en la típica de “yo puedo con todo “Todo este cuadro mencionado deriva en un elevado nivel de estrés tanto para la mujer como para su entorno familiar. La frustración de estas mujeres puede acabar derivando en lo que se define como Tocofobia o miedo al embarazo.

La tocofobia es el profundo terror al embarazo y parto. Cuando las mujeres que lo sufren piensan en el embarazo empiezan a sufrir debilidad, ganas de llorar, depresión, náuseas incluso ataques de ansiedad. Estas mujeres acaban desarrollando un trauma respecto a  todo lo que tenga que ver con gestar o dar a luz un hijo”, explica Verónica Rodríguez Orellana.

Compartir